21 de septiembre de 2020 | Actualizado 12:19

WeCity aspira a fomentar las oportunidades inmologísticas

La plataforma de financiación participativa prevé alcanzar los 20 millones de euros invertidos en proyectos inmobiliarios en 2021
Rafael Merry del Val (en el centro) con el equipo fundacional de la compañía proptech | WeCity

El exvicepresidente de la consultora inmologística Savills Aguirre Newman, Rafael Merry del Val, ha fundado WeCity, una plataforma de financiación participativa para facilitar el acceso a las oportunidades del mercado inmobiliario en España. Concretamente, la compañía tiene como objetivo principal la identificación de estas oportunidades en los segmentos retail, logística y residencial en localizaciones maduras, así como la financiación alternativa a los promotores. En este sentido, la plataforma proptech ya ha sido autorizada por la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

“Estamos convencidos de que las perspectivas para el sector inmobiliario en España para los próximos años son muy prometedoras y queremos contribuir a que miles de pequeños ahorradores no se queden fuera de esta ola de oportunidades de inversión y rentabilidad”, ha manifestado Merry del Val. El lanzamiento de WeCity ha comportado una inversión inicial cercana al medio millón de euros y ha implicado a un grupo de inversores privados formados, principalmente, por ejecutivos del sector digital y el negocio inmobiliario.

“Queremos contribuir a que los pequeños ahorradores no se queden fuera de esta ola”
Rafael Merry del Val Fundador y consejero delegado de WeCity

Según han informado en un comunicado, WeCity acompañará a los inversores al aportar desde la plataforma hasta el 10% en cada proyecto e impulsará iniciativas en las que el propio promotor también invierta. De esta forma, laspira aalcanzar los 20 millones de euros en proyectos financiados entre 2020 y 2021. “De cara a los inversores, ofrecemos un servicio totalmente gratuito en operaciones de financiación que podrán realizarse a partir de 1.000 euros”, han especificado. “De esta manera, se dará acceso a pequeños ahorradores a modelos de inversión en el real estate que hasta ahora estaban reservados solo a inversores institucionales”. Los proyectos a financiar podrían contar con volúmenes iniciales de dos millones de euros, centrados en capitales de provincia con emplazamientos consolidados.