20 de septiembre de 2020 | Actualizado 12:19

El transporte marítimo de piedras entre Vallcarca y Tarragona evita 40.000 camiones

“Es una apuesta por la sostenibilidad, con un ahorro del 60% de emisiones de CO2", ha explicado el director de Ports de la Generalitat, Joan Pere Gómez
Gánguiles para el transporte de piedra | Generalitat de Catalunya

La llegada por vía marítima de un millón de toneladas de piedra desde el puerto industrial de Vallcarca (Ports de la Generalitat) hasta el puerto de Tarragona para construir el muelle de Balears evitará el paso de 40.000 camiones por las carreteras catalanas. “Este suministro se realiza como alternativa al transporte rodado que supondría el paso de 40.000 camiones por carretera”, ha explicado el director de Ports de la Generalitat, Joan Pere Gómez. Esta operativa se realiza con dos gánguiles, embarcaciones diseñadas para el transporte de áridos en las obras marítimas, con una capacidad de carga de 1.500 toneladas cada uno.

Concretamente, entre las dos embarcaciones se transportan diariamente 6.000 toneladas de material, que supondría el paso de 240 camiones por día, pues cada uno acostumbra a transportar 25 toneladas. A este respecto, Joan Pere Gómez ha señalado que la operativa “es una apuesta por la movilidad sostenible que mejora la calidad del aire, con un importante ahorro del 60% de emisiones de CO2, en beneficio de la ciudadanía de las comarcas de Garraf y el Tarragonès”.

Los trabajos se llevan a cabo los siete días de la semana en un horario continuo y una frecuencia horaria de diez horas

Los trabajos se llevan a cabo los siete días de la semana, en un horario continuo y una frecuencia horaria de diez horas, ocho de ida y vuelta entre Vallcarca y Tarragona y dos más de carga y descarga de la piedra, según ha explicado Ports de la Generalitat. En total, salen cuatro viajes diarios, en una operativa que se prevé que dure ocho meses. Asimismo, desde la Generalitat de Catalunya han destacado que los gánguiles son barcos que no requieren de maniobras de entrada y salida en los dos puertos. Una vez en el puerto tarraconense, por vía satélite, abren la bodega y dejan ir las piedras en el sitio previsto, para volver posteriormente a Vallcarca y realizar la nueva carga.

Las obras del muelle de Balears cuentan con un presupuesto de más de 27 millones de euros y se iniciaron oficialmente el pasado 17 de abril. El plazo de ejecución de las mismas es de 14 meses, lo que sitúa la finalización de los trabajos a mediados del año 2021.