20 de septiembre de 2020 | Actualizado 12:19

Un estudio aboga por posponer las 44 toneladas hasta un ciclo económico expansivo

La Universidad del País Vasco subraya en un informe las repercusiones ocasionadas por el aumento de la carga en 4 toneladas en el transporte por carretera
Fenadismer

Un análisis técnico de la Escuela de Ingeniería de Ingeniería de Guipúzcoa de la Universidad del País Vasco ha sugerido posponer las 44 toneladas en los vehículos pesados a un periodo “con expectativas de crecimiento económico más estable”. El aumento de la capacidad de carga solo será concebible cuando el mercado aumente la demanda y, lamentablemente, “las expectativas actuales del PIB son muy inciertas”, según reza el informe presentado hoy.

El documento se ha hecho público idías después de la inclusión de las 44 toneladas en el plan de apoyo de la automoción presentado por el Ejecutivo. Según han destacado las impulsoras de este informe, las profesoras Sara Cabezudo y Miriam Peñalba, el estudio técnico se ha llevado a cabo entre el pasado mes de septiembre y el mes de marzo 2020, pero la pandemia ha obligado a posponer su presentación oficial. No obstante, han subrayado que las conclusiones serán presentadas este viernes al Gobierno para que se tenga en cuenta a la hora de negociar la retirada de esta medida, que ha sido rechazada por la mayor parte del sector del transporte por carretera hasta el punto de convocar paros patronales los próximos 27 y 28 de julio.

Las conclusiones serán presentadas este viernes al Gobierno para negociar la retirada de esta medida

El objetivo del estudio ha sido analizar las repercusiones de este cambio en la normativa que permitiese aumentar la carga máxima transportada en 4 toneladas adicionales en los vehículos pesados, lo que supone en torno al 15% más de capacidad de carga. Se han analizado las afecciones a los costes que conllevaría la medida para el sector, así como su influencia en el impacto sobre los firmes, la siniestralidad en la carretera y sobre las variables medioambientales. 

A partir de estos datos, las analistas han concluido que “las empresas más grandes podrían adaptarse a la nueva situación disminuyendo su flota, pero las pequeñas tendrían que mantenerla con el consiguiente aumento de costes por tonelada transportada”. Además, el cambio “podría provocar un reparto desequilibrado de beneficios entre cargadores y transportistas”.Por ello, para no generar una pérdida de empresas de transporte ligada al aumento de la capacidad de carga de los vehículos, sería conveniente posponerlo “en un momento con expectativas de crecimiento económico estable”. 

“No queremos sufrir estas consecuencias siendo el transporte más barato de la UE”
Julio Villaescusa Presidente de Fenadismer

El estudio concluye que al aumentar la carga en los vehículos articulados actuales se aumenta la agresividad y por lo tanto el deterioro del firme, entre el 42% y 59%. Ello exige un mayor coste de conservación de las infraestructuras, por lo que habrá que determinar “quien asume dicho sobrecoste”. En este sentido, tanto Fenadismer como el informe apuntan a que este coste tendrá que ser trasladado al Ejecutivo mediante presupuestos, o bien a través de un aumento en los peajes, “lo cual supondría incrementar todavía los costes que tienen que asumir los transportistas”, ha subrayado el presidente de Fenadismer, Julio Villaescusa. Además, el representante de la asociación ha recalcado que “no queremos que los transportistas sufran las consecuencias de aquellos que se benefician del transporte más barato de la Unión Europea”. 

En cuanto al impacto sobre el medioambiente, el informe señala que, si bien es cierto que la introducción de esta medida lograría reducir el número de viajes, y por tanto, el 3,7% de las emisiones de CO2, también “podría desincentivar la renovación de la flota hacia vehículos propulsados con combustibles alternativos”, al impulsar el transporte por carretera vía diésel. Por último, el estudio señala que en los países que ya han implantado esta medida “no hay indicios que esta medida haya contribuido a hacer más segura la circulación por carretera”.