9 de julio de 2020 | Actualizado 13:13

WSP Spain y Sener estudiarán las alternativas ferroviarias entre Bilbao y Santander

La definición de las diferentes opciones deberá contemplar soluciones que ofrezcan servicios que resulten competitivos con la carretera
Adif

El ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana ha adjudicado el contrato de servicios para la redacción del ‘Estudio informativo del Corredor Cantábrico-Mediterráneo. Tramo Bilbao-Santander’ a la unión temporal de empresas (UTE) formada por WSP Spain-Apia y Sener Ingeniería y Sistemas por algo más de 1,2 millones de euros. La nueva línea entre las dos capitales, ha destacado el ministerio, se diseñará para tráfico mixto de viajeros y mercancías. Uno de los objetivos primordiales en la definición de las alternativas será que las soluciones ofrezcan servicios competitivos con la carretera.

La nueva línea ferroviaria entre las dos capitales se diseñará para viajeros y mercancías

El plazo de ejecución del mencionado estudio es de 24 meses, que podrá prorrogarse en función de las necesidades. El ministerio ha indicado que se plantearán, preferiblemente y siempre que sea posible, alternativas que incluyan parada en las localidades cántabras de Castro Urdiales y Laredo. Además de los estudios técnicos habituales en la caracterización de las alternativas, Transportes ha indicado que se incluirá un análisis que justifique el ancho o anchos de vía a implantar, las necesidades de instalación de cambiadores de ancho y las conexiones con la red ferroviaria existente, planificada o en proceso de planificación necesarias para dar continuidad al corredor.

Tras una primera fase de análisis y estudio inicial de las alternativas, se seleccionarán las más convenientes para su completo desarrollo. El ministerio ha subrayado que, dado que la actuación debe ser sometida a evaluación de impacto ambiental ordinaria, el alcance del estudio informativo será el necesario para servir de base a los procesos de información pública y audiencia a las administraciones, establecidos tanto en la ley del Sector Ferroviario como en la legislación ambiental. El contrato incluye el apoyo en la realización de los trámites de información pública y audiencia, el análisis y contestación de las alegaciones recibidas y la tramitación necesaria hasta aprobar definitivamente el estudio informativo.