15 de agosto de 2020 | Actualizado 14:59

España busca la complicidad de Francia para reabrir la ruta ferroviaria Zaragoza-Pau

El ministerio de Transportes está invirtiendo en Canfranc y también en la vía entre Huesca y Zaragoza para garantizar la reconexión con Francia
José Luis Ábalos ha visitado las obras de la estación de Canfranc (Huesca) con el presidente de Aragón, Javier Lambán, y la presidenta de Adif. Isabel Pardo | Ministerio de Transportes

El ministro de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, José Luis Ábalos, tiene intención de convocar próximamente una reunión con los gobiernos de Francia, Aragón y Nueva Aquitania para rehabilitar la sección transfronteriza Pau-Zaragoza. Este tramo, como han recordado desde el ministerio, ha conseguido el apoyo financiero del Mecanismo Conectar Europa (Connecting Europe Facility, CEF). La reapertura de esta ruta persigue convertirse en una alternativa más en las conexiones ferroviarias de la Península Ibérica con el resto de Europa.

El proyecto de Canfranc incluye la rehabilitación de la estación histórica, la de la nueva estación y playa de vías

En su visita a las obras de rehabilitación de la estación internacional de Canfranc (Huesca), el ministro ha destacado su enclave especial tanto por la singularidad del entorno como por su valor histórico, de gran impacto social y económico como punto de conexión con Francia. Se trata de una estación que siempre ha sido un icono para los aragoneses y cuya recuperación era una obligación moral con las generaciones precedentes, ha asegurado Ábalos.

El proyecto de Canfranc incluye, además de la rehabilitación de la estación histórica, la de la nueva estación y playa de vías. Según el ministerio, las obras evolucionan a buen ritmo y, una vez finalizadas, se procederá a tramitar la correspondiente autorización de puesta en servicio. Posteriormente, el Gobierno de Aragón continuará con el resto de fases de la rehabilitación integral. En este proceso, se contempla la construcción de un hotel de lujo de 5 estrellas que contará con 100 habitaciones y los nuevos espacios de restauración y convenciones que albergará la estación. “Con ello se conseguirá, no solo que la estación vuelva a recuperar su esplendor inicial, sino que también supondrá volver a poner en marcha la conexión internacional ferroviaria”, ha explicado el ministerio.

Asimismo, el ministerio ha recordado que “la mejora de la línea Huesca–Canfranc contemplará actuaciones de renovación integral de la vía en varios tramos y también la mejora de las instalaciones de seguridad”. Todos los proyectos se encuentran ya en fase de supervisión e incluso se prevé aprobar el proyecto del tramo entre Plasencia del Monte y Ayerbe la próxima semana para proseguir con los trabajos que permitan reabrir el tramo Zaragoza-Pau.