15 de agosto de 2020 | Actualizado 14:59

La contratación inmologística en Catalunya crece en operaciones en el primer semestre del año

El segundo trimestre se ha caracterizado por la contratación de espacios de menor superficie y por los contratos de alquiler cortos
Savills Aguirre Newman

El mercado inmologístico en Catalunya ha cerrado el primer semestre de 2020 con una contratación cercana a los 200.000 metros cuadrados, frente a los 336.000 metros cuadrados registrados en el mismo periodo de 2019, según los últimos datos de Savills Aguirre Newman. No obstante, desde la consultora han recordado que el año pasado se contabilizaron dos grandes operaciones, la de Decathlon en la Zona de Actividades Logísticas (ZAL) del puerto de Barcelona y DSV en Molins de Rei, que sumaron 139.000 metros cuadrados “e impulsaron el mercado de manera excepcional”. Sin contabilizar estas dos actuaciones, la absorción se ha mantenido en los mismos niveles. En cuanto a operaciones, el número se ha incrementado hasta las 38 de enero a junio, frente a las 32 de 2019.

Sin embargo, el stock disponible de calidad “sigue siendo bajo en Catalunya”, en torno al 3%, aunque algunos nuevos proyectos como el de Gazeley en Valls ya se han incorporado al mercado, con lo que se suman nuevas alternativas en tercera corona de disponibilidad inmediata. Según ha valorado la consultora, “pese al contexto actual, los promotores mantienen su interés por el mercado catalán”. Concretamente, Savills Aguirre Newman ha destacado la compra por parte de la inmobiliaria Patrizia de un parque industrial en Abrera (Barcelona) dedicado a la automoción, con el objetivo de dotar de mejores calidades al recinto de 70.000 metros cuadrados de suelo y 46.000 metros cuadrados construidos.

“El cierre de operaciones se está demorando por la situación actual, pero el segundo semestre será muy activo”
Gloria Valverde Directora de Industrial y Logística de Savills Aguirre Newman

“A pesar del contexto actual y el crecimiento demostrado del e-commerce, los precios del suelo no han experimentado ninguna variación”, han añadido desde la empresa. Por su parte, los inversores siguen activos y en busca de operaciones en rentabilidad, por ejemplo, con la compra por parte del grupo inversor estadounidense Realterm Logistics de una plataforma de 6.700 metros cuadrados en Palau Solità i Plegamans. “El cierre de operaciones se está demorando por la situación actual, pero no tenemos ninguna duda de que el segundo semestre será muy activo”, ha augurado la directora de Industrial y Logística de la empresa, Gloria Valverde.

RESULTADOS DEL SEGUNDO TRIMESTRE
Por su parte, de abril a junio, se han registrado 92.000 metros cuadrados de contratación, el 14,8% menos interanual, según los últimos datos de la consultora Savills Aguirre Newman. “El mercado catalán ha mostrado su resiliencia y ha sabido amortiguar, en parte, el impacto de la crisis sanitaria por el coronavirus, con un retroceso menor a lo que podríamos haber esperado”, ha valorado Valverde. En este sentido, el segundo trimestre se ha caracterizado por la contratación de espacios de menor volumen, con una media de 5.300 metros cuadrados, en comparación a los 6.400 metros cuadrados del segundo trimestre de 2019. Asimismo, también se ha caracterizado por la materialización de algunos contratos de alquiler temporales para afrontar la demanda puntual de superficie logística de sectores como la alimentación y farma por la pandemia.

En cuanto a número de operaciones se refiere, entre abril y junio se han formalizado 18 contratos de alquiler, uno más que el año anterior. “Cabe destacar la contratación de varios proyectos llave en mano y los proyectos de empresas como Pastoret y Florette, de autopromoción”, ha puntualizado Savills Aguirre Newman. “Pese a que la demanda sigue cauta y todavía no se ha recuperado la actividad de principios de año, existe una nueva demanda vinculada al canal online, que se suma a la ya existente pre-covid, con el objetivo de potenciar y desarrollar este canal”, ha añadido Valverde.