19 de septiembre de 2020 | Actualizado 17:32
Manifestación de los trabajadores de Alliance Healthcare | CCOO

Alliance Healthcare afronta movilizaciones de sus trabajadores por los ERTEs

La empresa asegura que "respetamos escrupulosamente la legalidad vigente”, pero el sindicato CCOO acusa al operador de despidos y ERTES "injustificados”

El sindicato Comisiones Obreras (CCOO) ha convocado hasta este miércoles, 6 de julio, movilizaciones en los centros de trabajo del distribuidor farmacéutico Alliance Healthcare. Los representantes de los trabajadores han emprendido esta iniciativa para denunciar el reciente despido de 16 personas, la realización de dos ERTEs “injustificados” que han afectado a más de 250 personas y diferentes prácticas antisindicales, como la obstrucción a su labor de representación sindical en la plantilla. Por su parte, desde el operador farmacéutico han asegurado “respetar el derecho a huelga y el derecho al trabajo de todos sus empleados”. En su única declaración oficial, la compañía también ha asegurado que “respetamos escrupulosamente la legalidad vigente en todos los ámbitos donde operamos y garantizamos, en cualquier caso y circunstancia, el servicio a nuestros clientes”.

No obstante, CCOO ha discrepado al acusarla por presentar un ERTE por fuerza mayor para beneficiarse de las ayudas públicas en época de pandemia, situación que ha impugnado ante la Audiencia Nacional. A este respecto, desde el sindicato han asegurado la actividad esencial que proporciona la empresa y que le ha reportado beneficios durante los últimos meses. “Cuando se aplica un ERTE por fuerza mayor no se pueden realizar despidos por causa subjetiva y, por ello, están utilizando despidos por causas disciplinarias falsas, hecho que ha sido el detonante de la huelga”, ha especificado el secretario general de CCOO en Alliance Healthcare Polinyà, Jaume Oliver.

270 afectados por el ERTE

Se preveía que los ERTEs afectasen a 347 personas, aunque finalmente se han aplicado a unas 270

CCOO ha explicado que la empresa impulsó posteriormente un segundo ERTE, en este caso por causas productivas y organizativas. “Estos, por ley, tienen que negociarse con los representantes de los trabajadores y mientras lo estábamos haciendo, comenzaron los despidos”, ha manifestado el portavoz sindical. Según cálculos de CCOO, se preveía que los ERTE afectasen a 347 personas, aunque finalmente se han aplicado a unas 270. A este respecto, los despidos se han producido especialmente en los centros de Fuenlabrada (Madrid) y Polinyà (Barcelona), donde han tenido lugar los seis últimos despidos.

En cuanto al perfil de los trabajadores despedidos, el sindicato ha informado que se trata de personal de operaciones en los almacenes de distribución, “un área de la empresa que durante la pandemia ha trabajado con pocas medidas de seguridad, poniendo su salud en cuestión”, según Jaume Oliver. De estos, el segmento más afectado ha sido el comprendido en edades de entre 40 y 50 años, con entre 20 y 25 años de antigüedad en la empresa. “Existe un plan a nivel mundial en la empresa que aspira a reestructurar la base de costes, con una reducción de 1.800 millones de euros antes de finales de 2021”, ha recordado el portavoz de CCOO. “Interpretamos que Alliance Healthcare ha aprovechado esta situación de pandemia para acelerarlo”.

Los despidos corresponden, en su mayoría, a personal de operaciones en los almacenes de distribución

Asimismo, CCOO ha recordado que el próximo año se prevé la apertura del nuevo centro de distribución en Viladecans, que supondrá el cierre de dos de sus centros en Catalunya. No obstante, desde la empresa han puntualizado que la nueva instalación “absorberá a toda la plantilla y todos los servicios que ahora mismo se están realizando en las que cerraremos”. Finalmente, desde el sindicato también ha denunciado otras prácticas como cambios en las condiciones de trabajo o en los sistemas de remuneración, turnos y horarios. “Todo lo han hecho de forma unilateral”, ha concluido Oliver. “Exigimos con la movilización la readmisión de los trabajadores que han sido despedidos en estas condiciones y que la empresa cumpla con su obligación de información y consulta que derivan de la ley española y de las directivas europeas”.