15 de agosto de 2020 | Actualizado 14:59

El puerto de Tarragona se marca como objetivo doblar su tráfico ferroviario en 2030

La Autoridad Portuaria de Tarragona incluye el objetivo de fomentar el ferrocarril dentro del plan de sostenibilidad con horizonte en 2030
El presidente del puerto de Tarragona, Josep Maria Cruset, durante la presentación del plan de sostenibilidad hasta 2030 | E. M.

El presidente de la Autoridad Portuaria de Tarragona, Josep Maria Cruset, ha presentado el plan de sostenibilidad de la organización hasta 2030. Se trata de un documento “ambicioso, con objetivos muy potentes, pero desde una visión realista para darle cumplimiento”, ha manifestado Cruset. La estrategia “nos obliga a tensionarnos para dar este salto adelante con indicadores definidos para poder realizar un seguimiento”. En este sentido, el presidente del puerto de Tarragona ha explicado que se establecen porcentajes de cumplimiento calendarizados de las medidas y metas planteadas en el plan. Uno de los objetivos más ambiciosos y estratégicos en el campo del crecimiento sostenible es el de doblar el movimiento ferroportuario en una década. 

En 2019, el puerto acogió 2.770 trenes y un movimiento de 866.000 toneladas por ferrocarril. Según recoge el plan de sostenibilidad, los nuevos tráficos ferroviarios de este año 2020 ya suponen alcanzar el 15% del objetivo hasta 2030 de doblar el volumen. Cruset ha señalado la intención de la autoridad portuaria de mejorar la “implantación de bonificaciones en las tasas portuarias si se potencia el modo ferroviario”, además de continuar con la estrategia de “participar en puertos secos de nuestro hinterland” e invertir en la red de infraestructuras ferroviarias del propio recinto. Además, ha recordado que la llegada del Corredor Mediterráneo supondrá un cambio de escala en lo que a tráficos ferroportuarios se refiere.

Los nuevos tráficos ferroviarios de este año 2020 ya suponen alcanzar el 15% del objetivo hasta 2030

El programa de sostenibilidad del puerto de Tarragona 2020-2030 se fundamenta en tres ejes: “Sostenibilidad ambiental, crecimiento sostenible y compromiso social del puerto a través de 23 grandes objetivos”. Como ha recordado Josep Maria Cruset, el plan responde a 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de Naciones Unidas. En el ámbito del crecimiento sostenible, el presidente del puerto ha destacado, entre otros, los objetivos de contratar el 100% del suministro energético con certificado verde, la electrificación de los muelles de crucero y de la flota terrestre de la institución, la extensión de plantas fotovoltaicas en el recinto y el fomento del transporte ferroviario. 

También en este ámbito, Cruset ha incidido en la meta que se ha marcado la autoridad portuaria de reducir como institución el 99% de su huella de carbono en 2030. De hecho, se prevé una reducción del 96% de esta huella para el año próximo. Respecto a la disminución de las emisiones del conjunto de la actividad portuaria, el plan estima una contracción del 70% en 2030. Como ha señalado el presidente del puerto, estos objetivos van mucho más allá de lo que Naciones Unidas establece para dicha fecha.