12 de agosto de 2020 | Actualizado 15:38

Valencia se sitúa en el cuarto puesto europeo en conectividad portuaria según Naciones Unidas

El enclave portuario valenciano ha superado a los puertos de El Pireo y Bremen y ha escalado dos posiciones tanto a escala europea como mundial
Autoridad Portuaria de Valencia

El puerto de Valencia ha reforzado su posición de liderazgo como puerto español por conectividad y avanza dos posiciones tanto a escala europea como mundial. Así, el recinto ha consolidado el primer lugar en España, puesto que ya ocupaba en ediciones anteriores del ranking Liner Shipping Connectivity Index (LSCI) elaborado por Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo (Unctad). Según la última lista, Valencia ha mejorado su puntuación total respecto al anterior índice y se sitúa en el cuarto lugar en el ámbito europeo y alcanza la vigésimo primera posición a escala mundial, ha señalado la Autoridad Portuaria de Valencia.

Por lo que respecta a los puertos europeos, el de Valencia ha adelantado dos puestos en el ranking respecto a 2019, cuando ocupaba la sexta posición, y supera a los enclaves de El Pireo (Grecia) y Bremen (Alemania). De las instalaciones portuarias europeas, solo el Big Three (Rotterdam, Amberes y Hamburgo) se sitúa por delante de Valencia en junio de 2020. Por lo que respecta a los puertos españoles en el ranking mundial, tras Valencia, se posicionan Algeciras en la vigésimo tercera posición y Barcelona en la vigésimo cuarta.

El puerto de Valencia ha mejorado 6,75 puntos respecto a los datos obtenidos en 2019

Desde que este informe se inició en 2006, el enclave portuario valenciano ha evolucionado en la puntuación de los 42,39 puntos a los 68,43 actuales, ha destacado la autoridad portuaria. En el segundo trimestre del año, el puerto de Valencia ha mejorado en 6,75 puntos con respecto a los datos registrados en 2019. La Autoridad Portuaria de Valencia ha manifestado que el avance en el ranking reafirma su “compromiso como facilitador del intercambio comercial, en el diseño de una política portuaria que refuerza su conectividad mediante la adaptación de sus infraestructuras y servicios a las necesidades del mercado, con el objetivo de atraer al mayor número de navieras y líneas marítimas”.