12 de agosto de 2020 | Actualizado 15:38

Los riders avanzan en el reconocimiento y la regulación como profesionales del reparto

Las plataformas digitales han acordado medidas orientadas a mejorar sus condiciones laborales y el Gobierno ha impulsado su propia cualificación profesional
Deliveroo

Los repartidores a domicilio han dado un paso adelante en el reconocimiento como profesionales gracias a los últimos cambios regulatorios que buscan adaptar esta profesión al contexto actual. Por un lado, las plataformas digitales de reparto a domicilio Deliveroo, Uber Eats, Glovo y Stuart han alcanzado un compromiso de buenas prácticas para la mejora de sus condiciones laborales.

Por otro, el Gobierno ha aprobado recientemente la creación de una nueva cualificación profesional de servicio de entrega y recogida a domicilio. En concreto, esta nueva cualificación, perteneciente a la familia Comercio y Marketing, comprende el desarrollo de la actividad de “distribuir y recoger productos a domicilio, atendiendo al destinatario y ofreciendo un servicio de calidad cumpliendo la normativa aplicable de protección de datos, riesgos laborales, normas internas de las organizaciones, además de las establecidas por los productos a distribuir”, según ha señalado el ministerio de Educación y Formación Profesional.

El acuerdo busca mejorar la transparencia en sus relaciones y mejorar las medidas de higiene

Además, las plataformas digitales se han unido en torno a un acuerdo sectorial de buenas prácticas que recoge una serie de propuestas orientadas a aumentar las garantías y protecciones de estos trabajadores, a través de varios protocolos de actuación. En esta mesa de negociación, han participado activamente la Asociación Española de Riders Mensajeros (Asoriders), la Asociación Profesional de Riders Autónomos (APRA) y la Asociación Autónoma de Riders (AAR) para mejorar la transparencia en las relaciones entre las partes, así como para desarrollar nuevas medidas de seguridad e higiene y prevenir nuevos contagios por Covid-19. Para ello, las compañías serán las encargadas de facilitar los recursos necesarios para “garantizar el reparto seguro, evitar aglomeraciones y mantener la distancia social”.

El acuerdo también recoge medidas relativas a situaciones de emergencias meteorológicas, donde las plataformas se han comprometido a establecer mecanismos de seguimiento para actuar cuando se produzcan incidencias y priorizar la seguridad de los repartidores. Por último, también se desarrollan otras medidas relativas a la lucha contra el fraude y la cesión no autorizada de cuentas, para lo que se establecerán mecanismos de detección y control a través de soluciones innovadoras.