18 de septiembre de 2020 | Actualizado 17:32

Transportes inicia las consultas previas para dar forma a la ley de Movilidad Sostenible

El ministerio trabaja en el desarrollo de una nueva regulación para la logística y la distribución urbana de mercancías para mejorar su competitividad
Distribución sostenible a través de bicicletas eléctricas operadas por Mensos en Madrid | Mensos

El ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana (Mitma) ha iniciado el proceso de participación del anteproyecto de ley de Movilidad Sostenible y Financiación del Transporte Urbano a través de una convocatoria de consulta pública previa publicada su página web. Esta ley tendrá en cuenta como uno de sus principales ejes la regulación de la logística y la distribución urbana de mercancías (DUM), así como la mejora de la competitividad del transporte a través de futuras modificaciones de las normas sectoriales existentes.

En lo relativo a la nueva regulación de la logística y la DUM, este anteproyecto pretende abordar la introducción de “sistemas de eco-incentivos que promuevan la reducción de costes externos del transporte, para fomenar el trasvase de las mercancías hacia modos más sostenibles y contribuir al establecimiento de una visión conjunta necesaria en la distribución urbana de mercancías (DUM)”, ha explicado el ministerio. Se llevará a cabo a través de la creación de un sistema común y homogéneo donde se eliminen barreras administrativas y se alcance la interoperabilidad en la distribución de proximidad, ha manifestado Transportes.

Transportes pretende unificar la DUM para eliminar barreras administrativas y lograr una mayor interoperabilidad

En este sentido, el Gobierno considera esencial entablar “un verdadero diálogo con todos los actores del ecosistema de la movilidad para garantizar el éxito de este proyecto normativo”, por lo que todos los ciudadanos, entidades, administraciones y colectivos interesados podrán transmitir sus aportaciones hasta el próximo 30 de octubre. “Se trata de un proyecto muy ambicioso en cuanto a su contenido, de carácter transversal y con impacto directo en el resto de políticas de carácter económico, social y ambiental”, ha asegurado el ministerio de Transportes.

“El espíritu de esta ley es considerar la movilidad como un derecho, un elemento de cohesión social y de crecimiento económico”, ha subrayado Transportes. Entre los distintos objetivos a alcanzar por la futura norma, destacan: avanzar hacia una fiscalidad verde en el transporte, desarrollar un modelo de gobernanza que permita un diseño coherente de las políticas de movilidad e impulsar la innovación y digitalización en el transporte y la logística, entre otros.