21 de septiembre de 2020 | Actualizado 12:19

Los puertos responden al marco estratégico con silencio y demandas de mayor autonomía

Los presidentes de los puertos de Barcelona y Valencia coinciden en la importancia del medio ambiente, una mayor autonomía de gestión y tasas más flexibles
Los presidentes de las autoridades portuarias y de Puertos del Estado durante la reunión celebrada en Santander para debatir el marco estratégico | Puertos del Estado

La mayor parte de las autoridades portuarias han decidido mantener el silencio y han declinado pronunciarse tras el debate sobre el marco estratégico. Salvo contadas excepciones hasta ahora, ese silencio solo se ha roto en el caso de algunos puertos como el de Tarragona, Huelva, Cartagena, Barcelona y Valencia. Con matices, todos ellos se han referido a la necesidad de dotar a las autoridades portuarias de un modelo de gobernanza con mayor autonomía en la toma de decisiones, especialmente en lo referido a las tasas.

Los presidentes de las Autoridades Portuarias de Barcelona y Valencia, Mercè Conesa y Aurelio Martínez, han sido los últimos hasta la fecha en expresar sus puntos de vista en público sobre el nuevo marco estratégico, cuyo texto definitivo verá la luz tras el verano. Ambos dirigentes han coincidido en la importancia de asuntos como la sostenibilidad y el cuidado del medio ambiente, la necesidad de una mayor autonomía portuaria y de poder contar con más flexibilidad en la rebaja de las tasas portuarias. El presidente valenciano ha expresado su deseo de que este nuevo marco “se plasme en una nueva ley de Puertos, aunque no se ha pedido en el encuentro de Santander, pero se da por supuesto”.

En cuanto a la cuestión medioambiental, Mercè Conesa ha destacado que, por primera vez, “existe una voluntad de compromiso por parte de Puertos del Estado en relación a liderar unos puertos verdes y eficientes con energías renovables”. La presidenta del enclave catalán ha afirmado que “es un paso muy importante y, por tanto, decisiones como los scrubbers podrán ser consensuadas a nivel de todo el territorio y nos posicionará de manera muy clara en la protección del medio ambiente”. Aurelio Martínez ha apuntado la necesidad de la sostenibilidad en sus tres vertientes: “económica, ambiental y la dimensión social, dentro del contexto geográfico en el que se sitúa cada uno de los puertos”.

“Si concertamos el plan de empresa, deberíamos poder desarrollarlo con plena autonomía”
Mercè Conesa Presidenta de la Autoridad Portuaria de Barcelona

Por lo que respecta a la gestión y a la gobernanza, ambos presidentes portuarios han subrayado la necesidad de contar con más “autonomía portuaria”. Conesa ha resaltado que se ha apuntado “una fórmula interesante, que es la de concertación. Si nosotros ya concertamos el plan de empresa, deberíamos poder después desarrollarlo con plena autonomía y ser evaluados en función de los resultados o el grado de cumplimiento”. Por su parte, el presidente del puerto de Valencia ha señalado “la coincidencia de una mayor autonomía de gestión en áreas claves como los recursos humanos y las inversiones, además de una contratación más fácil y la aplicación de medidas que faciliten la gestión”. En este sentido, la presidenta del puerto de Barcelona ha explicado que en el encuentro de Santander que se “reivindicó por parte de diversos puertos, y creo que hay consenso en la mayoría, que se debe modificar la situación en relación a la falta de autonomía de gestión que tenemos actualmente en el sistema portuario, y creo que hubo sensibilidad al recoger esa cuestión por parte del presidente de Puertos del Estado”.

“Hay que compatibilizar el auge del tráfico y las tasas para equilibrar la cuenta de resultados”
Aurelio Martínez Presidente de la Autoridad Portuaria de Valencia

Por lo que respecta a las tasas portuarias, Aurelio Martínez ha hecho hincapié en “ser cautos con este asunto, puesto que con la bajada de tasas aprobada, muchos puertos tendrán pérdidas este año. Hay que tener un equilibrio entre el crecimiento del tráfico y la disminución de las tasas y compatibilizar estos dos aspectos para mantener equilibrada la cuenta de resultados”. A este respecto, Mercè Conesa ha apuntado que es evidente “que los puertos no validamos una rebaja igual para todos de las tasas portuarias”. Sin duda, “el sistema de tasas es demasiado rígido”, ha concluido Conesa que, además, ha recordado que se acordó en Santander el compromiso “de que se profundizaría de qué manera se podría flexibilizar el sistema de tasas para que cada puerto las pueda adaptar, pero lo que no se valora positivamente es la rebaja per se”.