12 de agosto de 2020 | Actualizado 15:38

Ports de la Generalitat destina 2,4 millones a reparar los efectos del Gloria en el puerto de Blanes

La compañía pública catalana también ha instalado un punto de recarga para vehículos eléctricos en este complejo portuario
Ports de la Generalitat

La empresa pública Ports de la Generalitat ha dedicado 2,4 millones de euros en obras de emergencia para reforzar el dique de abrigo en el puerto de Blanes, después de ser dañado en el temporal Gloria. Con un plazo de ejecución de seis meses y medio, las obras ya se han iniciado con la retirada del rompeolas, colocado provisionalmente el día después del temporal, y los escombros en los tramos afectados. Una vez llevado a cabo, se ha reforzado la parte exterior con la reposición de 20.000 toneladas piedra de rompeolas y 500 bloques de hormigón de 22 toneladas, así como 206 bloques de 31 toneladas. Esta actuación se suma a otras realizadas en zona Norte de Catalunya, como las de Sant Feliu de Guíxols y Palamós.

Estos bloques se han construido en una planta de hormigón que se ha instalado en el mismo puerto, de manera que se ha evitado el paso de más de 30 camiones diarios por la ciudad. Por su parte, los bloques construidos se colocarán con una grúa de 350 toneladas, según ha informado la empresa pública de la Generalitat de Catalunya. “Después se volverá a construir el tramo de respaldo de 30 metros de longitud que resultó afectado y las obras finalizarán con la pavimentación de la parte del muelle afectada, así como la zona de trabajo”, ha añadido la Generalitat de Catalunya.

Por otra parte, Ports de la Generalitat también ha puesto en servicio este jueves una estación de recarga semirápida en el puerto de Blanes, el primero de la ciudad y de la costa de Girona en tener este equipamiento. Con un valor de 82.000 euros, se prevé instalar estas estaciones en los puertos de Llançà, Port de la Selva, Roses, l’Escala, Palamós y Sant Feliu de Guíxols. Concretamente, el punto de recarga instalado en Blanes puede cargar de forma simultánea dos vehículos con corriente alterna y una potencia de 22 kilovatios, con un tiempo de carga de entre dos y cuatro horas.