12 de agosto de 2020 | Actualizado 15:38

El plan estratégico del Port Vell prevé destinar 55 millones en nuevos proyectos hasta 2025

Los proyectos a desarrollar permitirán ganar 16 hectáreas de espacio público, el 25% más del actual, hasta llegar a las 76 hectáreas
Autoridad Portuaria de Barcelona

La Autoridad Portuaria de Barcelona ha anunciado que el nuevo plan estratégico del Port Vell prevé una inversión aproximada de 55 millones de euros en un total de 35 proyectos. De esta cifra, el 67% corresponderá a inversión pública y el 33% a privada, de manera que el puerto destinará unos 37 millones de euros y, los inversores privados, 18 millones más. “Será una de las grandes contribuciones a los retos de la Catalunya de 2025, con una aportación muy relevante en materia de sostenibilidad y de innovación”, ha destacado la presidenta del puerto, Mercè Conesa. Los proyectos a desarrollar permitirán ganar 16 hectáreas de espacios públicos, el 25% más del espacio actual, hasta llegar a las 76 hectáreas.

Los proyectos planificados son de diversos ámbitos y se incluyen iniciativas como la reforma del muelle de España, la finalización de la reforma urbanística y la ordenación de los espacios en la Nova Bocana o el crecimiento y consolidación del actual hub de innovación. No obstante, la inversión total que se realizará en el ámbito del Port Vell superará estos 55 millones previstos, porque “en esta cifra no se contemplan dos operaciones urbanísticas de gran envergadura: la reforma urbanística de los muelles de Barcelona y Drassanes; y el traslado de la estación ferroviaria de mercancías de Morrot”, tal como ha puntualizado la autoridad portuaria. Además, tampoco incluye la inversión privada que supondría el Hermitage.

“El plan dispone de una aportación muy relevante en materia de sostenibilidad y de innovación”
Mercè Conesa Presidenta de la Autoridad Portuaria de Barcelona

En el caso de los muelles de Barcelona y Drassanes se realizará el traslado al muelle Adossat de las actuales terminales de cruceros y la terminal de ferries situadas en la zona del World Trade Center, lo que permitirá ganar 1,5 hectáreas de nuevos espacios públicos. En cuanto al Morrot, la autoridad portuaria ha explicado que “es un proyecto que pretende transformar el territorio entre la montaña de Montjuïc, la Ronda Litoral y el puerto, ofreciendo nuevos espacios de actividad para que se conviertan en la puerta de entrada a la ciudad desde el mar”. De esta forma, el traslado de la estación ferroviaria de mercancías al antiguo cauce del río Llobregat y la reubicación de la Ronda Litoral liberarán 11,5 hectáreas de superficie, que se dedicarán a usos logísticos, terciarios y educativos relacionados con el sector náutico.

“Actualmente, afrontamos uno de los mayores retos de los últimos años: repensarse y adaptarse a las necesidades de la ciudadanía, así como a la transformación de la ciudad”, ha recalcado Conesa. En este sentido, la presidenta también ha añadido que el plan busca “crear un marco sólido que permita ser de utilidad para construir el futuro éxito que todo el mundo desea para Barcelona” y que se trasladará en él el Green Deal europeo.

“Con este plan, ponemos las bases que permitan seguir acercando el puerto a la ciudad”
Joan Colldecarrera Director del Port Vell

El plan estratégico ha contado con la participación de stakeholders públicos y privados, con el objetivo de alinear el papel de este espacio “con la planificación global del litoral barcelonés, de manera que se disponga de una fachada marítima que sea un espacio coherente, conectado con el resto de la ciudad y pensado globalmente”, según ha explicado el director del Port Vell, Joan Colldecarrera. Con este plan, ha añadido, “ponemos las bases que permitan seguir acercando el puerto a la ciudad gracias a la formulación de proyectos que, con la implicación de los agentes económicos y sociales, ciudadanía e instituciones, consigan consolidar una zona sostenible y cohesionadora”.