19 de septiembre de 2020 | Actualizado 12:19

Maersk encaja el coronavirus con unos beneficios de 546 millones hasta junio

Los resultados económicos de la compañía se han visto afectados por la pandemia, pero en menor medida de lo esperado en el segundo trimestre
Maersk

La pandemia ha sido la causa principal de una contracción del 6,5% en los ingresos de Maersk durante la primera mitad de 2020 y se han situado en los 15.555 millones de euros. Aunque todo apuntaba hacia una contracción muy superior, especialmente durante el segundo trimestre del año por los confinamientos para frenar la expansión del coronavirus, los resultados de Maersk han mostrado una cierta inmunidad a la emergencia sanitaria. El beneficio de la compañía ha ascendido hasta los 546 millones de euros hasta junio, cifra que contrasta con las pérdidas de 451 millones de euros registradas en la primera mitad de 2019.

“La mejora de las ganancias se logró a pesar de la fuerte caída de los volúmenes globales tras la crisis del Covid-19”, ha manifestado el gigante marítimo. De hecho, el grupo Maersk, mejoró la rentabilidad en todas sus divisores durante el segundo trimestre de 2020. “A pesar de los vientos en contra, nuestras ganancias operativas mejoraron el 25%, marcando el octavo trimestre consecutivo con mejoras interanuales, impulsadas por la reducción de costes en todas nuevas divisiones, unos menores precios de combustible, incrementos en los fletes marítimos y una mayor rentabilidad en logística y servicios”, ha explicado el consejero delegado de Maersk, Søren Skou.

La reducción de volúmenes, el aumento de los fletes y los menores costes operativos han marcado el semestre

La división dedicada al transporte marítimo, la de mayor peso en el grupo, ha experimentado una reducción del volumen de negocio del 2,9% en el primer semestre del año, hasta situar los ingresos en los 11.569 millones de euros. Esta cifra de Maersk Line es causa directa de la reducción del volumen de contenedores transportados, que se ha deteriorado el 9,8% hasta junio. Los buques de Maersk han movido hasta junio 5,9 millones de feus, es decir, aproximadamente 11,8 millones de contenedores de veinte pies (teus). Este dato representa una pérdida de 646.000 feus (equivalente a 1,2 millones de teus) respecto a la primera mitad de 2019. En todo caso, el gigante marítimo contempla una recuperación de volúmenes para el tercer trimestre del año.

El impacto de este menor volumen transportado hasta junio sobre la cuenta de resultados de la compañía se ha compensado con el incremento de fletes y la reducción de los precios de bunkering y de los costes de manipulación de los contenedores. El flete medio por contenedores de cuarenta pies o feu ha aumentado el 4,3% respecto al mismo periodo de 2019.

MAYOR CONTRACCIÓN EN EL NEGOCIO DE TERMINALES PORTUARIAS
El impacto económico del coronavirus se ha dejado notar con mayor intensidad en la división de gestión de terminales del grupo Maersk (APM Terminals) que en la de transporte marítimo de contenedores. Concretamente, los ingresos de APM Terminals se han situado en 1.256 millones de euros en la primera mitad de 2020, lo que supone una disminución del 7,9% en comparación con el mismo periodo del año anterior. “Excluyendo las terminales recién incorporadas y las desinversiones, los volúmenes comparables disminuyeron el 9,0%”, ha puntualizado Maersk. Estas cifras han motivado una disminución de la utilización de capacidad de las instalaciones de APM Terminals del 79% entre enero y junio de 2019 hasta el 67% actual.

Por otro lado, el segmento de negocio de Logística y Servicios de Maersk, el segundo mayor contribuyente de su cuenta de resultados, ha aportado 2.522 millones de euros de facturación, el 2,9% menos. El volumen de negocio ligado a las actividades al transporte intermodal y marítimo se han reducido hasta junio, si bien, se ha visto “parcialmente compensada por los incrementos de los ingresos de la carga aérea y la adquisición de la compañía Performance Team”, según Maersk.