21 de septiembre de 2020 | Actualizado 6:09

Los resultados de STEF reflejan las perturbaciones de la pandemia en la alimentación

El operador a temperatura controlada ha sufrido una caída del 60% en sus ingresos, aunque prevé una reactivación progresiva de la cadena alimentaria
STEF

El grupo de logística y transporte de productos alimentarios a temperatura controlada STEF ha experimentado un cierre del primer semestre 2020 con una caída próxima al 60% en sus ingresos tras sufrir una fuerte ralentización de su actividad por la pandemia. El presidente y director general de STEF, Stanislas Lemor, ha declarado que “a pesar de la resiliencia mostrada y del plan de adaptación puesto en marcha, nuestros resultados reflejan la magnitud de las perturbaciones en el consumo de alimentos vinculadas a la pandemia, así como la contracción económica que se deriva de la misma”. 

Estas circunstancias ha motivado también un descenso en los beneficios de la compañía durante la primera mitad del año. El beneficio del grupo en el mismo periodo del ejercicio pasado llegó a alcanzar los 39,9 millones de euros, mientras que este semestre ha caído hasta los 14,9 millones, es decir, 25 millones de euros menos. 

La crisis ha afectado en mayor medida a su actividad en los países expuestos a restauración y productos del mar

A nivel internacional, la crisis sanitaria ha tenido efectos similares en el operador, con una actividad constante en el primer trimestre y un segundo trimestre muy afectado por la crisis. La diferente exposición del grupo a los distintos segmentos de actividad ha compensado el golpe, que ha afectado de negativa a aquellos países más expuestos al canal restauración y al segmento de productos del mar, y de manera positiva a los países con mayor peso de las actividades del canal retail, comercio electrónico y flujos de import/export, ha explicado STEF.

De cara a la evolución de la pandemia, el grupo ha asegurado “confiar en la la resiliencia del sector agroalimentario, en la fortaleza de su modelo de negocio equilibrado, así como en los efectos provenientes de las medidas de adaptación que se han implementado”. En este sentido, el operador de frío espera una reactivación progresiva de la cadena alimentaria en la segunda mitad del año en Europa y la mitigación del impacto de la crisis.