21 de mayo de 2019 | Actualizado 21:38
Vicente De Angelis

Sed valientes

Hay que ser valiente para, con los tiempos que corren, liarse la manta a la cabeza y aventurarse a editar un nuevo diario, y encima en un sector tan sui géneris como éste. Ahora bien, los retos están hechos para valientes, y por eso hemos de apoyar esta iniciativa, que sin duda aportará frescura y una mayor competencia a la actual prensa especializada que ronda por nuestros lares.

Lejos quedan aquellos años donde cada mañana se esperaba la ansiada prensa para conocer las noticias más relevantes del sector, no había otra opción, era o eso o nada. Afortunadamente, los tiempos cambian y ahora, gracias a internet y a los móviles, las noticias las recibimos casi en tiempo real.

Creo que estamos todos de acuerdo en que los medios han de existir, ya que tienen una función imprescindible en nuestra sociedad. Siempre se ha dicho que la información es poder, pero es también cierto, o por lo menos a mí me lo parece, que en nuestro ámbito, los medios no siempre han hecho, por lo menos hasta la fecha, un periodismo de denuncia. Lo hemos visto en algunas de las noticias de los problemas o conflictos existentes en el sector.

No denunciar los problemas y conflictos que afectan al sector no ayuda a que éstos se resuelvan

Se entiende y asume que los medios han de ser políticamente correctos, y máxime cuando los mismos se nutren habitualmente con ingresos de la publicidad de diferentes actores. Sin embargo, ello no debería ser obstáculo para que se publiquen informaciones, a veces incómodas para algunos, que plasmen las realidades del día a día, obviamente de manera constructiva, con rigor, bien fundamentadas y contrastadas.

Todos hemos conocido, vivido y en ocasiones sufrido, acontecimientos y hechos de cierta envergadura que no siempre han sido debidamente reportados a tiempo por los medios de comunicación. Cito como ejemplo, entre otros, la problemática de las colas en las puertas de algunas terminales, problema endémico y que se repite en muchos de nuestros puertos.

No denunciar los problemas y conflictos que afectan al sector no ayuda a que éstos se resuelvan.  Hoy en día, por desgracia, los problemas no se solucionan por sí solos, ya que son muchos los estamentos públicos y privados que intervienen en la cadena logística. Por lo tanto, lo primordial es reconocer que algo falla, para que después pueda ser  discutido y reconducido por quien corresponda. La prensa debe ejercer su rol para divulgarlo y ayudar para que, con la presión que puede y debe ejercer, se resuelvan y no suceda que al final lo anormal se vuelva normal.

Espero que ‘El Mercantil’ sea valiente, audaz y nos mantenga al corriente no sólo de las buenas noticias del sector, sino también de las que no lo sean y de sus problemas. Sólo así tendremos un fiel reflejo de la realidad en nuestros puertos.