25 de agosto de 2019 | Actualizado 12:39
Luis Fernández

Talento ¿logístico?

Los últimos datos sitúan a España en una posición, aparentemente, positiva respecto a lo que supone la logística y el transporte para nuestro país, y lo que representa estratégicamente en el futuro más próximo. El 8% del PIB español corresponde al sector de la logística y del transporte y algo más del 2% de ese 8% a todo lo relacionado con ecommerce. Conviene recordar que el comercio electrónico en el 2018 ha supuesto un volumen de 40.000 millones de euros, volviendo a situar al textil en tercera posición. Más de un millón de personas trabajan en las empresas del sector logística y transporte, lo que supone un crecimiento respecto del 2018 cercano al 8%.

La misión, visión y valores no están para pegarlos en las paredes de las empresas, están para hacerlos realidad

Ahora bien, los últimos informes y realidades de la actividad logística apuntan a que más del 65% de los “responsables” del sector están preocupados porque no encuentran talento en el mercando laboral, lo que supone claramente un freno para poder hacer frente al crecimiento y a los proyectos. Con estos datos, la pregunta es ¿por qué existe esta realidad? Y la siguiente cuestión que debemos plantearnos: ¿Dónde sucede esta realidad? El reto es disponer de estructuras flexibles con el mejor talento y para esto, las empresas y responsables del sector deben ser coherentes con su función. El objetivo no puede solo ser rentables, es ser sostenible a largo plazo, capaces de atender a la realidad social donde actúa y ser coherente. La misión, visión y valores no están para pegarlos en las paredes de las empresas, están para hacerlos realidad.

Las compañías de logística y transporte, curiosamente, además de externalizar proyectos en clientes, externalizan sus operaciones con terceros, ¿alguna persona de compras, responsables de empresas se pregunta o conoce cómo actúa la maquinaria interna de estas empresas? El talento tiene que estar en toda la cadena, dirección, áreas, mandos intermedios, staff… En todos sitios. Las compañías destinan grandes inversiones en atracción e insuficientes recursos en identificación interna y muchos menos en fidelizar al talento una vez es atraído. Más del 60% de las personas que deciden apostar por un proyecto, transcurridos tres meses, reconocen que la oferta no se corresponde con la realidad, ¿por qué? Pues porque no somos coherentes.

La logística debe apostar por la formación continua y por retener a los mejores, ocupen el puesto que ocupen

El problema no es de talento, el problema es que las empresas, empresarios y directivos, creen que con un eslogan, una marca y un buen discurso, todo vale en este sector, que es uno de los de mayor rotación y menos formación. Este sector definitivamente debe apostar por una formación continua y por retener a los mejores, ocupen el puesto que ocupen, picking, descargas, repartos, dirección, IT, etc.

Los responsables deben ser líderes, no “jefes”, inspirar a los demás con su ética, conocimiento, ejemplo y justicia. La paz barata no tendrá cabida a corto plazo. Identificación, atracción, fidelización y liderazgo adecuado, si quieres ser, si no, confórmate y prepárate para desaparecer.