23 de enero de 2022 | Actualizado 8:02

La Autoridad Portuaria de Ferrol se aproxima a su mejor resultado histórico

Las instalaciones del puerto han tenido este 2018 un tránsito cercano a los 13,7 millones de toneladas

La Autoridad Portuaria de Ferrol-San Cibrao ha cerrado el segundo mejor ejercicio de su historia en 2018. En total, las instalaciones del puerto han registrado un volumen de materias primas, materiales y productos de unos 13,7 millones de toneladas. Esta cifra supone un 20,4% más que la media de actividad durante este siglo y se sitúa solamente un 0,2% por debajo del récord absoluto de 2012.

Según la autoridad portuaria, con este balance se cumple “sobradamente” el objetivo marcado en su planificación estratégica, que era acumular un promedio mensual de un millón de toneladas transportadas en sus dársenas. Además, este año pasado, se ha iniciado la primera línea regular de buques portacontenedores y el puerto ha avanzado en las obras para construir un acceso ferroviario en el puerto exterior de Caneliñas. Ferrol-San Cibrao recuerda en un comunicado que en la actualidad han sido excavados 1,3 de los 5,5 kilómetros de longitud proyectados.

En cuanto al movimiento de mercancías, la autoridad portuaria ha destacado el comportamiento de los graneles sólidos, que entre 2017 y 2018 han aumentado un 2,8%. Éstos han compensado el retroceso que se ha producido en el mercado de los líquidos, con una reducción del 6,6%, y en el de la mercancía general, que registra un descenso del 3,3%. El presidente de la autoridad portuaria, José Manuel Vilariño, ha señalado que el principal reto ahora es la diversificación de tráficos: “Queremos pasar de ser un puerto muy granelero a uno con un mayor peso de la mercancía general y de los productos de mayor valor añadido, sin descuidar nuestro apoyo a sectores tradicionales como son el energético, el metalúrgico y el naval”, ha apuntado.

Así mismo, los meses que han mostrado los resultados más positivos del 2018 respecto al año anterior han sido abril, con un aumento del 40,8%; junio, incrementándose el volumen el 24,2%; y julio, que ha experimentado un ascenso del 35,7%. Estos meses compensan a otros de menor actividad en los que se obtuvieron resultados negativos, especialmente en enero, con una caída del 35,6%; y febrero, mes en el que se descendió un 28,1% respecto al 2017. Además, en diciembre se registró el mayor movimiento del 2018, con un volumen superior a los 1,5 millones de toneladas.