21 de septiembre de 2021 | Actualizado 6:01

El precio de alquiler de naves logísticas en Tarragona crece por encima de la media de Catalunya

El incremento de suelo logístico en la demarcación no es suficiente para dar servicio a las empresas de la zona, según el director de Cimalsa, Enric Ticó
Enric Ticó y Josep Maria Cruset han presentado los datos de la demarcación de Tarragona

Las rentas de las naves logísticas en Tarragona creció el 15% durante el año 2017, una cifra que se sitúa por encima de la media catalana (14,6%), según datos de los indicadores de competitividad del Observatorio de la Logística 2018. El director general de Cimalsa, Enric Ticó, ha presentado esta mañana en el puerto de Tarragona los datos territorializados de la demarcación junto al presidente de la infraestructura portuaria, Josep Maria Cruset.

La superficie de suelo logístico en la demarcación aumentó el 9% respecto al año anterior, alcanzando el millón de metros cuadrados, lo que representa el 14% del total de la superficie catalana. Aún con este crecimiento, Ticó ha apuntado que “la superficie que tenemos en Tarragona está prácticamente ocupada al 100%, lo que significa que, si no somos capaces de generar más metros cuadrados, el precio del alquiler puede seguir incrementándose en los próximos años”. En este sentido, el director general de Cimalsa ha explicado que la empresa pública está trabajando en cuatro polígonos de la demarcación incluidos en su plan estratégico: la CIM el Camp, Logis Montblanc, Logis Penedès y el área de estacionamiento de vehículos pesados de Riu Clar.

En referencia a Logis Montblanc, Ticó ha apuntado que esta plataforma ya ha despertado el interés de varias empresas. “La disponibilidad de inversión ya la tenemos, pero las obras físicas se realizarán en base a la demanda de las industrias que se instalen allí”, ha apuntado.

La necesidad de suelo logístico en Catalunya ha sido el eje central del discurso de Enric Ticó. En este sentido, cabe destacar que el Incasòl y Cimalsa han anunciado el desarrollo de un nuevo sector de actividades económicas en el termino municipal de Lleida, con una superficie cercana a las 14 hectáreas y 60.000 m2 de techo, que dará continuidad a la zona industrial del Camí dels Frares y a la CIM Lleida. Con un coste de 981.000 euros, se prevé que este sector, SUR-41, pueda acoger tanto actividades logísticas como industriales, permitiendo alargar el actual ámbito de actividad económica hasta las carreteras C-13B y la Variante Sur.

Los datos del observatorio presentado hoy también apuntan que el puerto de Tarragona representó el 36% del volumen gestionado por el sistema logístico catalán en 2017, un dato que consolida el papel de la infraestructura portuaria en el sector. En cuanto a la red de suministro y el parque de vehículos alternativos, la demarcación registró un mayor incremento en el número de vehículos que en el de estaciones, sobre todo en GLP, donde el parque de vehículos aumentó el 64%, mientras que las estaciones se quedaron igual que en el año anterior.

El director general de Cimalsa también ha avanzado que “en futuras actuaciones queremos desarrollar suelo logístico cerca de las estaciones intermodales. O acercamos el ferrocarril a los centros logísticos o nos quedaremos fuera del mercado”, un problema que también se ve reflejado en el informe de supervisión del mercado de transporte ferroviario de mercancías 2017, aprobado por la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC).