18 de junio de 2021 | Actualizado 17:30
Operativa del 'Salerno Express' en el puerto de Salerno | Grimaldi

Grimaldi recuerda los 20 años de su primera línea de short sea con España en plena expansión

El 'Salerno Express' atracó el 5 de mayo de 1999 en Barcelona desde Salerno, convirtiéndose en el primer servicio de short sea de la naviera entre España e Italia

Se cumplen 20 años del primer servicio de transporte marítimo de corta distancia entre los puertos de Salerno, en Italia, y Barcelona. El 5 de mayo de 1999 la naviera Grimaldi operó por primera vez esta línea, que partió de la terminal Salerno Auto Terminal y atracó en la terminal Setram del puerto de Barcelona, convirtiéndose en el primer enlace de short sea shipping de la naviera italiana con España. El buque ‘Salerno Express’ fue el encargado de realizar el primer trayecto.

El consejero delegado de Grimaldi en España, Mario Massarotti, recordaba recientemente cómo ha evolucionado la compañía desde aquel primer servicio y lo comparaba con la situación actual. Hoy día, Grimaldi mueve mil semirremolques diarios entre puertos españoles e italianos y no sólo con mercancía de ambos países, puesto que se han alargado las rutas que opera la naviera y se realizan transbordos.

Tan bien ha evolucionado el short sea shipping en estos años que la naviera italiana tiene una cartera de pedidos de 12 buques con capacidad de 500 semirremolques cada uno, lo que supone doblar la capacidad de los barcos actuales, explicaba Massarotti durante la última jornada de la Asociación Española de Short Sea Shipping. “Necesitamos incrementar la oferta”, afirmaba el consejero delegado de Grimaldi en España, y lograrlo con buques adaptados a la nueva regulación de emisiones de dióxido de azufre que entra en vigor en 2020.

La naviera mueve en la actualidad mil semirremolques diarios en sus servicios de short sea entre España e Italia

En 1999, el ‘Salerno Express’ era un Ro-Ro de 150 metros de eslora y 28 metros de manga, con una sola rampa de proa y dos rampas internas que permitían el acceso a la cubierta superior y principal, respectivamente. “En la cubierta interior había un puente móvil que permitía aumentar la capacidad de los automóviles de nueva fabricación. Podía almacenar 55 tráilers o 580 automóviles”, recuerda el director de Grimaldi en Nápoles, Luigi Ranauro, sobre aquel pionero servicio entre España e Italia.

Concretamente, en el viaje inaugural de Salerno a Barcelona se transportaron 12 tráilers y 450 vehículos de la marca Fiat, mientras que en el de regreso desde Barcelona se transportaron 580 automóviles de las marcas Seat y Volkswagen. No obstante, a partir del segundo viaje se empezaron a transportar también tráilers desde la capital catalana.

El tiempo de trayecto entre los dos puertos era de dos días y medio en cada dirección, con una velocidad máxima de 15 nudos. La empresa Trans Italia, que hasta entonces realizaba el transporte de mercancías por carretera, decidió embarcar su mercancía en este primer viaje. “El presidente de la compañía, Domenico D’Auria, inició esta intermodalidad porque veía en las Autopistas del Mar una vía de transporte alternativo que se estaba impulsando a nivel europeo”, recuerda el director de Desarrollo de Negocio de Trans Italia, Juan Carlos Arocas.

“El ‘Salerno Express’ transportó 12 tráilers y 450 vehículos Fiat en su primer viaje entre Salerno y Barcelona

Embarcaron sus mercancías, principalmente cristal, con unos camiones especiales. No obstante, lo hicieron con muchas reticencias: “Cuando el buque zarpó por primera vez desde Salerno, D’Auria cogió un avión y se plantó en Barcelona a esperar el barco, porque pensaba que iba a llegar todo el cristal roto. Decía que venía preparado con la escoba y el recogedor”, explica Arocas entre risas. “Cuando descargaron la mercancía y vio con sus propios ojos que había llegado bien, volvió a Italia y dijo: ‘Parece que funciona, vamos a embarcar en la siguiente salida'”.

Llegada del buque ‘Salerno Express’ al puerto de Barcelona en 1999 / Grimaldi

Otra curiosidad que sucedió durante uno de los primeros viajes de Salerno a Barcelona la explica Renauro: “El cónsul de España en Nápoles, al terminar su mandato, utilizó los servicios del ‘Salerno Express’ para transportar sus efectos personales”, recuerda. “También llevó dos barcos y él mismo hizo el viaje a bordo junto a su esposa y a sus dos hijos. Podríamos decir que en ese momento se inició también el transporte de pasajeros”.

Pocos meses después de su inauguración, el servicio se extendió al puerto de Valencia y actualmente los buques con destino a Salerno arriban y parten desde Sagunto. Por su parte, Trans Italia empezó a adaptar su transporte al nuevo medio, y lo que empezó por no incluir al conductor y al camión entero dentro del barco, ha dado paso hoy en día a remolques específicos para la multimodalidad. De la misma forma, lo que comenzó siendo un viaje semanal ha dado paso hoy día a seis barcos diarios.