16 de abril de 2024 | Actualizado 10:02
Mina de sal de Suria | ICL Iberia

ICL Iberia enviará a los EEUU 40.000 toneladas de sal desde el puerto de Tarragona

Los primeros envíos de ICL Iberia de sal de deshielo para las carreteras de Estados Unidos se remontan a 2008, año en el que se cargó el primer buque

La compañía productora de sal y potasa ICL Iberia embarcará desde el puerto de Tarragona sal de deshielo de carreteras con destino a los EEUU. Concretamente, se enviarán 40.000 toneladas, según ha explicado la compañía. El 40% de los camiones que salen cada día cargados de la comarca catalana de Bages se dirigen al puerto de Tarragona para prepararlo, pues el buque zarpará la semana que viene hacia la costa Este estadounidense. Desde allí se trasladará la sal hacia la zona Norte de Nueva York y a diferentes ubicaciones más alejadas.

Según el director de ventas de sal de ICL Iberia, Ramon Vilaseca, esta sal “es de una granulometría diferente a la que se envía a Europa. Los granos de sal que se distribuyen al continente americano son de menos de 12 milímetros, mientras que los que se envían a Europa son de menos de cinco milímetros”.

El mercado americano de sal de deshielo está considerado, según ICL Iberia, el más importante del mundo. En ocasiones, sus consumos superan los 20 millones de toneladas anuales, a causa de la dureza de sus inviernos y el volumen de su red de carreteras. La primera expedición de sal de deshielo de carreteras para los EEUU de la compañía se remonta a 2008, cuando se cargó el primer barco. “Desde entonces se han enviado más buques de forma esporádica según la cantidad de producto producido y la meteorología de cada invierno”, ha explicado ICL Iberia.

Además, ha añadido que las cantidades han aumentado “de forma considerable” por la disponibilidad de sales especializadas de ICL Iberia y por la ampliación de la mina de Cabanasses, en Súria, que permite la extracción de más sal gema. Por ello, la empresa prevé aumentar su presencia en los EEUU en los próximos años. ICL Iberia también envía sal de deshielo a otras partes del mundo, especialmente a Europa, destacando la venta a Inglaterra y Francia. En total, el porcentaje de las exportaciones supone el 90% de sus ventas de sal de deshielo.