19 de abril de 2021 | Actualizado 19:15

Las Palmas aboga por una relación menos fiscalizadora con Puertos del Estado

La competencia interportuaria "ha de estar regida por un sistema coordinado que contribuya a la potenciación global del sistema"
El presidente de los puertos de Las Palmas, Juan José Cardona, en la reunión sobre el marco estratégico | Autoridad Portuaria de Las Palmas

El presidente de la Autoridad Portuaria de Las Palmas, Juan José Cardona, está participando estos días en el seminario organizado por Puertos del Estado con representantes de los 28 puertos de interés general para poner en común puntos de vista sobre el nuevo marco estratégico. En el transcurso de estas jornadas, Juan José Cardona abogará por una “relación con una finalidad colaborativa más que fiscalizadora” entre las autoridades portuarias y Puertos del Estado.

Esta idea es la que ya transmitió la Autoridad Portuaria de Las Palmas al organismo presidido por Ornella Chacón en las respuestas al cuestionario sobre la visión de los puertos respecto al futuro marco estratégico. De hecho, gran parte de las reflexiones de Las Palmas se encuentran impregnadas de esta filosofía. El ente portuario grancanario ha defendido la necesidad de “potenciar el intercambio de información entre autoridades portuarias mediante encuentros por áreas de interés” y es ahí donde la función de “Puertos del Estado podría ser la coordinación entre las distintas autoridades portuarias estableciendo criterios legales interpretativos comunes”.

MÁS COOPERACIÓN Y MENOS COMPETENCIA
También en términos de convertir a Puertos del Estado en un facilitador, los puertos de Las Palmas apuestan por trabajar conjuntamente para “una mayor coordinación a nivel de digitalización del sistema, implantando las herramientas adecuadas para que las autoridades portuarias puedan realizar sus fines de forma coordinada y eficiente”. Además, la Autoridad Portuaria de Las Palmas ha defendido “la promoción conjunta del sistema desde Puertos del Estado”, porque “resulta una medida eficiente, ya que de esta forma se puede reflejar las potencialidades del sistema en su conjunto, donde se podría destacar las fortalezas de cada uno de los puertos, y exponiendo así un sistema equilibrado”.

Con respecto a la competencia interportuaria, “conviene que exista flexibilidad de forma que las potencialidades de cada puerto puedan ser utilizadas para la mejora global del sistema”. Ahora bien, a juicio de la Autoridad Portuaria de Las Palmas, “esta competencia ha de estar regida por un sistema coordinado que marque objetivos globales y que contribuya a la potenciación global del sistema, que se vería reforzado por el avance de cada uno de sus integrantes”. Por otro lado, desde Las Palmas consideran que “otro factor importante es la necesidad de potenciar y facilitar el intercambio conocimiento entre autoridades portuarias de forma que puedan obtenerse sinergias no sólo a nivel de desarrollos tecnológicos sino de, en caso necesario, intercambio de datos entre organismos”.