16 de junio de 2021 | Actualizado 19:08
Sede social de Irmadona Supermercados, en Porto (Portugal) | Mercadona

La primera plataforma logística de Mercadona en Portugal estará operativa en junio

Su localización permitirá abastecer a los supermercados de la cadena en la zona Norte de Portugal y comunicarse "fácilmente" con su centro logístico de León

La cadena española de supermercados Mercadona prevé que su primera plataforma logística en Portugal ya esté operativo este próximo mes de junio. Ubicado en la ciudad de Póvoa de Varzim, cerca de Oporto, la parcela dispondrá de 50.000 metros cuadrados y en ella se ubicarán dos naves de 12.000. “Su localización estratégica permitirá abastecer a los supermercados de la cadena en la zona Norte de Portugal y comunicarse fácilmente con el bloque logístico ya existente en España, en Villadangos del Páramo, provincia de León”, ha informado Mercadona.

Tras constituir la sociedad Irmãdona Supermercados el pasado 2016, ‘hermana de Mercadona’ en portugués, y establecer su sede en la ciudad de Porto, la empresa tiene previsto abrir sus primeros supermercados a partir del segundo semestre de 2019. Concretamente, se instalarán entre ocho y diez tiendas en los distritos de Porto, Braga y Aveiro, la primera de las cuales se inaugurará previsiblemente en julio.

No obstante, por ahora Mercadona no se planea implantar allí todavía el comercio electrónico: “En este momento estamos muy enfocados en la adaptación del surtido al cliente portugués. El comercio electrónico se está probando en España y no hay previsión para Portugal”, ha explicado la compañía.

Por su parte, el centro logístico de Póvoa de Varzim estará equipado con 24 pasillos de estanterías convencionales de 41 metros de longitud y tres bloques de estanterías drive-in. Paralelamente, se instalarán dos cámaras de refrigeración y una tercera de congelación.

La inversión de las obras que Mercadona ha realizado para dar el salto a Portugal este 2019 es de más de 100 millones de euros en esta primera fase y ha invertido más de 70 millones de euros en compras a proveedores portugueses. Además, prevé crear unos 300 puestos de trabajo nuevos “que se suman a los 200 ya existentes”. Es la primera vez que la cadena de supermercados española abrirá establecimientos fuera de su país de origen.