15 de mayo de 2021 | Actualizado 8:20

El Gobierno aprueba la licitación de cuatro vías nuevas en la terminal Madrid-Vicálvaro

La licitación de estas obras suponen una inversión de 22,9 millones de euros y permitirán a la terminal trabajar con trenes de 750 metros
Adif

El Consejo de Ministros ha autorizado al ministerio de Fomento a licitar, a través del Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif), el contrato de obras de la primera subfase de la terminal de mercancías Madrid- Vicálvaro por 22,9 millones de euros. Estas actuaciones están destinadas a la ejecución de cuatro nuevas vías, aptas para trenes de 750 metros para su recepción y expedición, además de un nuevo enclavamiento electrónico en el haz técnico Sur de la actual terminal. La construcción está ligada a un plazo de ejecución de 18 meses y podrá ser cofinanciada por el mecanismo “Conectar Europa” (CEF).

Con dicha actualización se pretende modificar la funcionalidad de las instalaciones existentes, que corresponden a una estación de regulación y clasificación. De esta forma, pasará a ser una superficie intermodal destinada a la carga y descarga de las unidades de transporte intermodal (uti), además estará equipada con un diseño automatizado acorde con las tendencias actuales en la gestión de terminales de mercancías.

Estas obras forman parte de la subfase 1A, que se encuentra dentro de la etapa inicial del proyecto global. La remodelación de la terminal estará dividida en tres fases que “permitirán su adaptación progresivamente de acuerdo al crecimiento de los tráficos y la actividad llevada a cabo, con lo que se consigue una mayor racionalidad y adecuación del gasto”, ha manifestado Fomento. Asimismo, entre los principales objetivos de esta primera actuación destacan “promover la integración logística y la potenciación del transporte ferroviario en la red española, mejorar su eficiencia y sostenibilidad en el transporte de mercancías, permitiendo la operativa de trenes de mayor longitud, así como optimizar las infraestructuras en los nodos de conexión, priorizando los nodos estratégicos, como Madrid”.

El ministerio ha declarado que la terminal Madrid-Vicálvaro “es uno de los puntos estratégicos del mapa logístico de España y el que articula toda la red de distribución de mercancías en el país, sirviendo de conexión entre los corredores Mediterráneo y Atlántico, además dispone de infraestructuras ya construidas y cuenta con terreno suficiente para su ampliación”. En este contexto, para dar servicio a la demanda prevista de transporte ferroviario de mercancías, con la implantación del ancho estándar en dichos corredores, “será necesario disponer de terminales intermodales interoperables en los mismos, donde se puedan prestar servicios de calidad”.

Por su parte, Adif, dentro de su nueva orientación estratégica, aspira a conseguir “un modelo de negocio sostenible, con el objetivo de incrementar la cuota de transporte de mercancías y su integración con otros modos de transporte, poniendo en valor sus activos y ofertando unas infraestructuras de calidad”. Por este motivo, está trabajando, en cooperación con el ministerio de Fomento y las comunidades autónomas, en el desarrollo de una red estratégica de terminales intermodales.