28 de febrero de 2021 | Actualizado 7:49

Maersk vuelve a los beneficios en 2018

El grupo marítimo advierte del deterioro de los márgenes, lo que ha motivado unos beneficios menores a los previstos a inicios del año pasado
E.M.

La multinacional marítima Maersk ha registrado este 2018 un beneficio neto de 2.800 millones de euros, cifra que contrasta con los más de mil millones en pérdidas del ejercicio anterior. La empresa ha atribuido estos resultados a la eficiencia obtenida tras la integración de operaciones continuas y a las sinergias tras la adquisición de Hamburg Süd, entre otros. No obstante, también ha advertido del deterioro de los márgenes, hecho que ha motivado unos beneficios menores a los previstos a inicios del año pasado. “Se ha debido primariamente al aumento de los precios del combustible, que no se han recuperado completamente con el aumento de las tasas de cargo”, ha explicado el grupo danés.

A pesar de unos comienzos de 2018 “difíciles”, el consejero delegado de AP Möller-Maersk, Soren Skou, ha afirmado que la compañía ha conseguido “un progreso significativo” a la hora de implementar su estrategia. Skou ha explicado que la empresa está empezando a crecer y que está acelerando su transformación digital. Durante 2018, Maesk ha reducido su deuda de 13.000 millones de euros a 7.000 millones de euros.

De cara a 2019, Maersk ha anunciado que aplicará las normas internacionales de información financiera 16 (IFRS). Este año la compañía espera un ebitda de unos 4.400 millones de euros incluyendo los efectos del IFRS 16, y de 3.500 millones de euros excluyéndolos. Además, prevé un crecimiento del negocio marítimo de entre el 1% y el 3%, estando así en consonancia a la media del mercado. “La orientación de Maersk para el 2019 está sujeta a incertezas considerables por el riesgo a nuevas restricciones en el comercio internacional y otros factores que impacten en las tarifas de transporte de contenedores, los precios del combustible y las tasas de cambio extranjeras”.