24 de mayo de 2024 | Actualizado 21:07

Correos confía a Zaragoza Logistics Center el análisis de su última milla

Zaragoza Logistics Center analizará el servicio en Madrid durante un año para identificar los elementos críticos y simular escenarios de reparto optimizados
Motos de reparto eléctricas | Correos

Zaragoza Logistics Center (ZLC), el centro de investigación promovido por el Gobierno de Aragón en colaboración con el Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT), realizará un estudio de la red de distribución de última milla de Correos para analizar su optimización desde un punto de vista teórico, considerando los niveles de servicio, los costes operativos y el impacto medioambiental. 

La última milla es el proceso final de entrega de un pedido, desde que el paquete sale del último punto de distribución hasta que llega al lugar de destino. El imparable crecimiento del e-commerce provoca que la demanda de los servicios de paquetería aumente, lo cual conlleva un aumento de los flujos de transporte y, por consiguiente, la congestión de tráfico, las emisiones de CO2 y de partículas nocivas, además del ruido, lo que se traduce en un empeoramiento de la calidad de vida en las ciudades. A ello hay que sumar el aumento de la demanda de estos servicios en los núcleos urbanos, las actuales políticas de reducción de emisiones y la complejidad particular de cada ciudad. 

Con el objetivo de paliar todos estos efectos y optimizar esta red de distribución final, Correos ha confiado en  ZLC para realizar un estudio que permita no solo acortar los tiempos y reducir los costes logísticos, sino que, a su vez, suponga una disminución en la emisión de gases de efecto invernadero de la flota de Correos y un menor impacto medioambiental, mejorando así la calidad de vida en las ciudades.

ZLC analizará en Madrid, durante un año, la red de distribución de última milla de Correos con el objetivo de identificar los parámetros críticos del sistema actual y poder así simular nuevos escenarios de reparto alternativos más optimizados.

VEHÍCULOS NODRIZAS
Entre las alternativas que se estudiarán, se incluye el uso de vehículos nodrizas. “Estos vehículos actúan como almacenes móviles estacionados en zonas habilitadas para carga y descarga de mercancías cercanas a los núcleos de demanda. El transporte desde la nodriza al cliente final se realiza a través de vehículos con tecnologías alternativas más eficientes, como los triciclos y bicis eléctricas”, explica Beatriz Royo, investigadora principal del proyecto. 

El primer piloto fue implementado en Bruselas en 2013 por la empresa TNT, promovido por el proyecto Straightsol del programa Europeo FP7. Desde entonces, este joven modelo está siendo estudiado y analizado en distintas ciudades. Sin embargo, Royo señala que “la peculiaridad de cada ciudad hace que los resultados de un proyecto no sean replicables requiriendo un análisis para cada caso particular”.

UN SERVICIO MÁS SOSTENIBLE
En estas alternativas que ZLC planteará a Correos se primará que el servicio sea más sostenible. “Este término no solo implica que sea más respetuoso con el medio ambiente, sino que permita mejorar la calidad de vida a través de la reducción de la congestión de tráfico, el ruido y la calidad del aire que respiramos y que deriva en graves enfermedades respiratorias, a la par que satisfaga la calidad del servicio y resulte financieramente viable para la empresa”, indica Royo. 

El proyecto ‘Realización del análisis microscópico y evaluación de la red de distribución de última milla de Correos’ está dividido en cuatro fases principales. La primera de ellas es el análisis de la zona y estudio de la literatura que permita definir las soluciones que se abordarán, con recogida de datos y definición de las unidades de medida para comparar la red actual y propuesta. La segunda fase es el diseño de la solución, que consistirá en un modelo matemático que represente el problema. La tercera, la implementación de la solución a través de programas de optimización matemática y simulación. Y por último, el análisis de los resultados.