24 de octubre de 2020 | Actualizado 9:25

Los productos agroalimentarios sostienen el tráfico del puerto de Tarragona en enero

El movimiento total de toneladas registrado este mes de enero es de 3,2 millones, de los que 832.000 corresponden a los agroalimentarios
Puerto de Tarragona

El puerto de Tarragona ha arrancado el año 2019 con un movimiento de 3,2 millones de toneladas de mercancías, cifra que supone un crecimiento del 5,8% respecto al primer mes de 2018. Este crecimiento es consecuencia, principalmente, del incremento de los tráficos de agroalimentarios, que se han disparado el 112,4%, hasta alcanzar un movimiento de 832.481 toneladas. Los cereales y sus harinas continúan su ritmo de crecimiento, con 564.007 toneladas movidas (125,6%), de igual manera que lo hacen los piensos y forrajes, con un movimiento de 255.634 toneladas (el 97,7% más). El movimiento de productos agroalimentarios es uno de los más destacados en el puerto tarraconense, tanto por su volumen, unos cinco millones de toneladas anuales de media, como por su repercusión económica en el territorio.

Dentro del capítulo de productos energéticos, el puerto de Tarragona ha registrado un aumento en el movimiento de las principales partidas (gasoil, gasolina, gases energéticos del petróleo y biocombustibles). La nota discordante ha recaído sobre el petróleo crudo, que ha descendido el 14,2% en enero y se ha situado en los 955.336 toneladas.

El puerto de Tarragona tiene como uno de sus principales objetivos "mantener la diversificación de tráficos para contribuir al liderazgo económico del territorio". La vocación internacional del enclave tarraconense busca "consolidar sus índices de importación y exportación del tejido empresarial del territorio para convertirse en una de las principales puertas de entrada y salida de mercancías en el Mediterráneo", según la Autoridad Portuaria de Tarragona.