21 de mayo de 2024 | Actualizado 15:09
Ricard Font | M.V.

FGC apuesta por las estaciones intermodales y las autopistas ferroviarias

“No nos olvidamos del Corredor Mediterraneo, pero creemos que la conexión con Occitania es prioritaria”, afirma el presidente de FGC, Ricard Font

El presidente de Ferrocarrils de la Generalitat de Catalunya (FGC), Ricard Font, ha anunciado los proyectos que integran las líneas estratégicas de FGC del 2022 al 2030. Entre estas se encuentra el desarrollo de estaciones 4.0 para evitar que las estaciones sean solo ferroviarias, de manera que se vuelvan intermodales y permitan los servicios de pasajeros y mercancías por autopistas ferroviarias.

Además, el plan estratégico prevé conectar los núcleos de Martorell y Rubí con Plaça Espanya y Plaça Catalunya, de manera que ser reduzca el uso de furgonetas en autovías como la B23 en la última milla. “Queremos un servicio eficiente que ayude a las empresas a desarrollarse y a ser punteras, así como una logística internacional de calidad”, ha señalado.

Por otra parte, Font también ha hecho referencia al proyecto ya anunciado de enlazar en alta velocidad las cuatro capitales catalanas y el Sur de Francia: “Catalunya y Occitania son dos territorios que se miran poco”, ha afirmado. Con esta iniciativa, el presidente de FGC ha estimado el transporte de cuatro millones de pasajeros al año. No obstante, ha puntualizado: “No nos olvidamos del Corredor Mediterráneo, pero creemos que la conexión con Occitania es prioritária”.

OTROS PROYECTOS
Font también ha pedido a la Generalitat estabilidad presupuestaria, con el mantenimiento de 180 millones de euros hasta el 2030. “Creemos que el Gobierno ha hecho un esfuerzo muy grande y le pedimos que la cantidad no sea mayor de la que estamos recibiendo, porque creemos que con esto podemos hacer frente a los retos que se nos han encargado”, ha declarado.

Por su parte, el conseller de Territori i Sostenibilitat de la Generalitat de Catalunya, Damià Calvet, ha informado de que los ejes estratégicos de partida en los que se basará la nueva estrategia son la globalización, la tecnología, la sostenibilidad y las personas. Específicamente, ha afirmado que la sostenibilidad “continúa siendo la base de todas las políticas sectoriales del Govern” y ha recordado que el pasado mes de diciembre FGC anunció que dejará de usar combustibles fósiles y que a partir de este año todas las líneas funcionarán con renovables. Además, ha especificado que, en 2021, la mitad de ésta provendrá de energía solar.

El plan incluye la construcción de un segundo túnel entre el Vallés y Barcelona; la ampliació de la L8 y el establecimiento del tren-tram de Tarragona, entre otros

Por otra parte, Calvet ha enumerado diferentes proyectos que se llevarán a cabo en los próximos años, como la construcción  de un segundo túnel entre el Vallés y Barcelona que permitirá priorizar sus relaciones “reduciendo el tiempo y mejorando la conexión”. Este será planteado con los estudios de FGC y en 2020 habrá un estudio informativo, en un proyecto que financiará la Autoridad de Transporte Metropolitano (ATM). Esta línea permitirá una frecuencia de dos minutos y medio de paso.

Otras iniciativas que contempla el plan estratégico son la eliminación de los pasos a nivel todavía existentes a la línea Anoia-Bages, de cara al 2020; la prolongación de la L8, que conectará Plaça Espanya con Passeig de Gràcia y que será licitada en 2020; o el establecimiento del tren-tram del Camp de Tarragona.

TRASPASO DE RODALIES
En cuanto a la titularidad de Rodalies, Calvet ha afirmado que hace tiempo que se plantean reabrir el traspaso que se hizo hace diez años porque FGC sea nuevamente titular: “Se planteó el famoso plan de rodalías de 4.000 millones de euros, que se debería haber acabado en 2015 al 100%, pero hoy en día solo se ha realizado el 12%”, ha destacado el conseller de Territori. “Así es imposible dar un buen servicio”. Por su parte, Font ha afirmado que “somos una empresa ferroviaria, pero creemos que tenemos que ser una empresa de movilidad”.