30 de octubre de 2020 | Actualizado 10:54

Endesa se embarca en el negocio marítimo de GNL

El acuerdo con la naviera noruega Knutsen permite al grupo energético filial de Enel la entrada en un negocio con grandes perspectivas de crecimiento
Endesa

La compañía energética Endesa se ha embarcado por primera vez en el sector marítimo de Gas Natural Licuado (GNL) con la contratación a plazo de metaneros de nueva construcción, de la mano de la naviera noruega Knutsen. De esta forma, "Endesa consigue cubrir parte de su suministro de gas para los próximos 20 años con opciones mucho más flexibles y competitivas", ha asegurado la compañía. Hasta ahora, "había optado por contratar el GNL con entrega en destino".

A principios de 2018, comenzó la construcción del primer metanero, el 'Adriano Knutsen', para el transporte de GNL (Gas Natural Licuado), que tendrá una capacidad de 180.000 metros cúbicos y estará terminado el próximo mes de julio. "Se trata de un metanero de tercera generación con sistema de relicuefacción total a bordo, propiedad de la naviera noruega Knutsen Oas Shipping, que se está construyendo en el astillero coreano Hyundai Heavy Industries", ha explicado Endesa. Según las previsiones, el buque, que navegará bajo bandera española, estará listo para zarpar a partir de julio de este año.

El contrato de fletamento entre Endesa y Knutsen asciende a más de 22 millones de euros anuales

El sistema de relicuefacción total a bordo permite "reducir los consumos de gas del metanero y elegir el combustible para su propulsión, que podrá ser 100% gas natural o fueloil bajo en azufre" para cumplir con la legislación de la OMI 2020. Al metanero 'Adriano Knutsen', le seguirán nuevas construcciones. "En la actualidad, se acaba de iniciar la construcción en el mismo astillero de un barco gemelo, el  'Traiano Knutsen', que será fletado por Enel y cuya construcción finalizará a mediados de 2020", ha confirmado Endesa.

El contrato de fletamento entre Endesa y Knutsen contempla un periodo de siete años, con la posibilidad de extenderlo con dos prorrogas, de siete y seis años. "El importe del contrato es de unos 25 millones de dólares anuales (22,2 millones de euros) y el coste de construcción del metanero asciende a unos 185 millones de dólares (164,5 millones de euros)", según la compañía energética del grupo Enel.

La primera travesía del 'Adriano Knutsen' será probablemente hacia Estados Unidos, donde realizará su primer cargamento, ha señalado la compañía energética. De hecho, Endesa cerró en 2014 la compra de 2 bcm al año (dos millones de metros cúbicos) de GNL del proyecto de Cheniere Energy, en el puerto de Corpus Christi, en Texas (EEUU), cuya operación comercial está prevista para este año 2019, una vez que la planta de licuefacción ha recibido los permisos necesarios.