22 de abril de 2021 | Actualizado 16:10

CLdN incrementa la frecuencia de su línea entre Zeebrugge y Santander

El equilibrio entre lo que embarcan y desembarcan entre ambos puertos "está muy balanceado", siendo éste de entre el 80% y el 90%
Buque 'Laureline' | CLdN

La naviera CLdN ha anunciado que aumentará de dos a tres el número de conexiones semanales, en cada dirección, entre los puertos de Zeebrugge (Bélgica) y Santander. El cambio se hará efectivo a partir de este domingo, 17 de marzo. La línea “ha demostrado ser un éxito inmediato, ya que se ha registrado un número creciente de envíos por semana”, ha afirmado la compañía en un comunicado. “Viendo esta base sólida y el despliegue del moderno nuevo buque ‘Laureline’ en nuestra red, estamos en disposición de dar el siguiente paso en el desarrollo del corredor español para mejorar el comercio y el servicio para nuestros clientes”. Además, según el sales manager de la compañía en España, Marc Plata, existe un buen equilibrio entre lo que exportan e importan entre ambos puertos: “Está muy balanceado. Nunca se puede conseguir al 100%, pero nos movemos entre el 80% y el 90%”.

CLdN ofrecerá salidas simétricas desde ambos puertos los martes, jueves y domingos, en un buque que puede acomodar “una gran variedad de carga”, incluyendo trailers, contenedores, máquinas y coches, entre otros. Concretamente, la compañía transporta carga especial sobredimensionada de los principales operadores del mundo, en buques de unos 1.500 metros lineales y capacidad para unos 150 tráilers. “Al ofrecer una frecuencia de salidas más alta, no sólo se aumentará de manera considerable la capacidad total, sino que también permitirá a nuestros consumidores rotar sus unidades de manera más rápida y eficiente, resultando en tiempos de tránsito mejorados y optimización de costes”, ha asegurado la naviera.

“Los barcos utilizados tienen unos 1.500 metros lineales y una capacidad para unos 150 trailers”
Marc Plata Sales manager de CLdN ro-ro en España

Además de este incremento de frecuencia, la operativa del servicio entre Zeebrugge y Esbjerg (Dinamarca) se desplazará del muelle Brittannia al Albert II del puerto belga. “Esto creará futuras sinergias, ya que los servicios que no sean británicos se consolidarán en una misma terminal, el muelle Albert II, mientras que los servicios del Reino Unido se agruparán en el muelle Brittannia”, ha asegurado en un comunicado

Además, fuentes de CLdN han asegurado que sus clientes “reconocen los beneficios medioambientales y operacionales de la solución short sea versus las operaciones por carretera” y que “la importancia de Zeebrugge como hub principal para futuros envíos a y desde países nórdicos, Irlanda y Gran Bretaña, se ha vuelto todavía más significativa”. En este sentido, asegura que esto “claramente muestra que CLdN incrementa sus esfuerzos en cuanto a la reducción de las millas por carretera se refiere”.