30 de junio de 2022 | Actualizado 12:09

Still mejora la autonomía de sus transpaletas y apiladores eléctricos

Los nuevos cargadores de Still permiten que las carretillas no vuelvan a la zona de carga y sólo sea necesaria una toma de corriente cercana
Still

El proveedor alemán de carretillas elevadoras, transpaletas, apiladores, recogepedidos y tractores, Still, ha incorporado un nuevo cargador integrado en la gama de transpaletas y apiladores eléctricos con batería de Li-Ion. Esta novedad es una de las mayores ventajas que presentan las baterías de litio, debido a que “las carretillas ya no deberán volver a la zona de carga y sólo será necesaria una toma de corriente cercana para empezar a alimentar su batería”, ha explicado la compañía. Los nuevos cargadores se harán extensibles a las variantes con plataforma abatible SF de la misma gama y estarán disponibles en el mercado a partir del 1 de abril.

La marca ha recordado que los productos con batería de litio “han representado una gran mejora en la intralogística y son una tendencia al alza en el sector”. Con su introducción en el mercado, ha indicado que “dejará de ser necesario tener una máquina en su puesto de carga durante turnos de 6, 8 o 12 horas, ya que este tipo de baterías no tiene efecto memoria y las cargas rápidas no provocan la degradación que sufren las baterías de plomo-ácido”. De esta forma, el proceso de carga de la tecnología de Li-Ion es “notablemente más rápido” que el de las baterías de plomo ácido convencionales y se puede conseguir una carga del 50% en treinta minutos.

En este contexto, Still también ha destacado la seguridad de las baterías de litio tanto para su manipulación como para el medio ambiente, ya que consigue reducir el consumo de energía y las emisiones de gases. Asimismo, ambas gamas incorporan un modo de eficiencia denominado Blue-Q, que facilita el ahorro de hasta un 7% de energía.

Además, la compañía ha indicado que los nuevos cargadores integrados de transpaletas y apiladores no tendrán un coste añadido. Sustituirán a los alimentadores externos de este tipo de máquinas. En consecuencia, “se trata de una mejora con la que sus clientes podrán fomentar la carga rápida de sus carretillas en cualquier momento y aumentar su productividad”.