21 de mayo de 2024 | Actualizado 13:09

ZIM vuelve a las pérdidas en 2018

La compañía marítima suma 105,9 millones de euros de pérdidas en 2018, lo que arroja unos números rojos acumulados de 1.200 millones de euros desde 2012
El portacontenedores 'ZIM Antwerp' | ZIM

La cuenta de resultados de la naviera israelí ZIM ha vuelto a los números rojos en 2018. La compañía ha registrado unas pérdidas de 105,9 millones de euros, cifra que contrasta con los beneficios de 10 millones de euros logrados en 2017. Desde el ejercicio 2012, ZIM acumula unas pérdidas de más de 1.200 millones de euros.

“La industria de transporte marítimo de contenedores es dinámica y volátil y ha estado marcada en los últimos años por la inestabilidad, como resultado de un continuo deterioro del mercado”, ha manifestado la compañía. Para afrontar esta situación, el sector se está adaptando a través de cambios estructurales, como las alianzas y la fusión de navieras, pero “la inestabilidad y la volatilidad, incluyendo la incertidumbre del comercio internacional, continúa afectado al mercado”.

La naviera ha reforzado en enero de 2019 su colaboración estratégica con la alianza 2M (Maersk y MSC)

ZIM inició hace seis meses un acuerdo de cooperación con la alianza 2M (Maersk y MSC) para colaborar en varios servicios entre Asia y EEUU. Esta política se ha reforzado en este inicio de 2019, con la incorporación de nuevas líneas de colaboración en las rutas entre Asia y el Mediterráneo oriental y Asia con la costa Pacífica noroeste de América. Estas medidas han permitido a la naviera israelí “mejorar su cartera de productos, incrementar la cobertura de puertos y un mejor ‘transit time’, al mismo tiempo que se genera una mayor eficiencia en términos de costes”, según ha reconocido la compañía.

A pesar de las pérdidas registradas en 2018, los ingresos correspondientes a 2018 han superado los 2.869 millones de euros, el mejor resultado de los últimos cuatro ejercicios y que suponen un incremento del 9,1% respecto al año anterior. En términos de volumen de contenedores transportados, ZIM ha movido 2,9 millones de teus, el 10,8% más que en 2017. Sin embargo, los costes, especialmente del búnker, y el descenso de los fletes han motivado un nuevo ejercicio marcado por las pérdidas.