24 de noviembre de 2020 | Actualizado 16:50
Adif

Los fondos CEF de 2018 prevén 38 millones de euros para proyectos con presencia española

Entre los proyectos seleccionados, destacan la primera fase de la terminal Madrid-Vicálvaro y un proyecto de autopista ferroviaria Barcelona-París

La Comisión Europea ha seleccionado 13 proyectos para que reciban las ayudas del Mecanismo Conecta Europa (CEF) correspondientes a la convocatoria de 2018, con un valor aproximado de 38 millones de euros. De éstos, cuatro cuentan con la participación española. Según ha afirmado el ministerio de Fomento, en el periodo 2014-2020, la UE ha asignado 1.116 millones de euros para inversiones en España.

Concretamente, algunas de las cuatro propuestas cuentan con la participación de otros Estados miembro. Entre ellas, la UE ha seleccionado el desarrollo de la primera fase de la terminal ferroviaria de Madrid-Vicálvaro, correspondiente a su remodelación y actualización. “La ubicación de esta terminal, de titularidad Adif, no solo aporta una gran importancia estratégica, sino que además dispone de terrenos suficientes para garantizar su desarrollo”, ha asegurado el ministerio. Además, ha añadido que ésta se adaptará a los estándares europeos y que podrá crecer por fases, en función de la evolución de la demanda.

Otro proyecto es el relativo al eje de ancho variable para mercancías. Adif será el encargado de desarrollarlo, en una actuación “cuya importancia radica en el gran interés estratégico que tiene el eje de ancho variable en vagones de mercancías”. Por otra parte, el proyecto MIRO 2 también ha sido seleccionado y tiene el objetivo de poner en servicio una autopista ferroviaria entre Barcelona y Rungis, en París. En esta iniciativa participarán la empresa VIIA y la Autoridad Portuaria de Barcelona.

Finalmente, también se encuentra la iniciativa FEDeRATED, que incluye “un desarrollo y validación de la información asociada a la cadena logística y de suministro a lo largo de los corredores de la red de transportes”, según ha explicado Fomento. Para conseguirlo, hará uso de una red de plataformas federativas que ofrezca “interoperabilidad y armonización”. El proyecto cuenta con la colaboración de Holanda, Finlandia, Suecia, Luxemburgo e Italia. En el caso de España, estará a cargo del ministerio de Fomento, Puertos del Estado y Adif.