16 de abril de 2024 | Actualizado 11:54

Completar el Corredor Mediterráneo reducirá el 40% el tiempo de viaje en 2030

El estudio para la Comisión Europea sobre los efectos de finalizar las TEN-T constata que Portugal será el principal beneficiado del Corredor Atlántico
Comsa

Las líneas de transporte ferroviario de mercancías por el Corredor Mediterráneo se beneficiarán de una reducción del 40% en el tiempo actual de viaje una vez se haya completado la infraestructura. El estudio ‘El impacto de la finalización de las TEN-T en el crecimiento, el empleo y el medio ambiente’, elaborado por tres consultoras para la Comisión Europea, concluye que el ahorro de tiempo en el tramo Sevilla-Barcelona será del 43% en mercancías para 2030. En el caso de Barcelona a Lyon (Francia), se reducirá el 40%, según los cálculos del informe. El Corredor Mediterráneo en su conjunto es el eje es “el que más se beneficia de la reducción del tiempo de viaje de las mercancías en 2030”, asegura el estudio.

El Mediterráneo es el eje europeo que más se beneficia de la reducción del tiempo de viaje de las mercancías en 2030

La finalización de las redes europeas de transporte (TEN-T) suponen en términos generales una mayor mejora de tiempos y costes para las mercancías que para los pasajeros. Lo mismo ocurre en el caso del Corredor Mediterráneo. Según explican los autores del informe, la reducción del tiempo de viaje en toda la red es producto de dos factores. En primer lugar, “el impacto de la inversión en infraestructura permitirá mayores velocidades operativas en los corredores”. En segundo, citan “la mejora general de la eficiencia del sistema ferroviario mediante la eliminación de las barreras a la circulación de trenes de mercancías, incluido un aumento de surcos para estos servicios, una mejor integración con el tráfico de pasajeros, la reducción y eliminación de cuellos de botella y mejoras técnicas y operativas en los pasos transfronterizos”.

En términos económicos y de creación de empleo, completar el Corredor Mediterráneo tendrá en España un impacto superior al 1,5% del Producto Interior Bruto (PIB) y creará 70.000 puestos de trabajo a tiempo completo en 2030 respecto al escenario base. Estas cifras contrastan con las que asigna el estudio para el Corredor Atlántico, el 0,4% del PIB y 17.600 empleos. De hecho, el informe sostiene que el principal beneficiado “de la finalización del Corredor Atlántico, con un cambio en el PIB en comparación con el escenario base del 1,8% del PIB en 2030”. En cuanto al empleo, tanto Portugal como Francia obtendrán mejores números que España en este eje.