30 de septiembre de 2022 | Actualizado 6:01
Inauguración del punto de recarga ultrarrápida | Repsol

Repsol instala en Álava un punto de recarga ultrarrápida para vehículos eléctricos

Prevé ofrecer esta tecnología en otras cuatro estaciones de servicio e inaugurará en septiembre el segundo punto de recarga ultrarrápida en Vizcaya

La compañía energética Repsol ha inaugurado el primer punto de recarga ultra-rápida para vehículos eléctricos de la Península Ibérica y, según ha afirmado, uno de los primeros en el Sur de Europa. La instalación se encuentra en la carretera N-I a la altura de Lopidana (Álava), permitiendo recargar en seis minutos la batería de vehículos que soporten su potencia. “Es un tiempo similar al que se emplea en un repostaje convencional”, ha afirmado la empresa en una nota de prensa. Repsol prevé ofrecer esta tecnología en otras cuatro estaciones de servicio de su red durante el año 2019. Concretamente, en septiembre inaugurará el segundo de estos puntos de recarga en Ugaldebieta, Vizcaya.

El nuevo sistema cuenta con una potencia máxima de 700 kilovatios, que pueden repartirse entre sus cuatro postes de suministro en función de la capacidad de las baterías de los vehículos. “Puede configurarse para ofrecer 350 kilovatios simultáneamente a dos vehículos o recargar cuatro con 175 kilovátios para cada uno”, ha explicado Repsol. Además, los nuevos puntos incorporan conectores estándar de recarga Combo CCS, hasta 350 kilovatios, y CHadeMO, hasta 100 kilovatios, para los vehículos eléctricos que puedan utilizar esta infraestructura.

El consejero delegado de Repsol, Josu Jon Imaz, ha señalado que la empresa “ya participa en la mayor red de recarga eléctrica pública del país”. Actualmente cuenta con 31 puntos de recarga rápida en sus estaciones de servicio y participa a través de la empresa Ibil (fruto de un acuerdo de colaboración entre el Ente Vasco de la Energía (EVE) y Repsol) en una red con más de 1.700 puntos, de los que 200 son de acceso público. De hecho, el punto de recarga ultra-rápida de Lopidana ha sido instalado “con el objetivo de desarrollar tecnología, servicios y capacidades en el ámbito de la recarga eléctrica”, tal como ha manifestado Repsol. Además, será operado y mantenido por esta misma compañía. La instalación de Lopidana forma parte del proyecto europeo E-VIA FLEX-E, que contempla el despliegue de una red piloto de 14 instalaciones similares en corredores europeos de transporte en España, Franca e Italia.