22 de mayo de 2024 | Actualizado 19:09

La expansión de Baleària penaliza su cifra de beneficio de 2018

El descenso de la rentabilidad se mantendrá en 2019 hasta que se consoliden las nuevas rutas iniciadas por la compañía marítima
El presidente de la naviera, Adolfo Utor, ha presentado los resultados de 2018 en rueda de prensa | Baleària

La naviera Baleària ha cerrado 2018 con un beneficio neto de 27,4 millones de euros, lo que supone el 37% menos que en 2017. El Ebitda también descendió el 14%, hasta los 70,3 millones de euros, aunque la facturación de la compañía se vio incrementada en el 5%, alcanzando los 381,4 millones de euros. El presidente de la naviera, Adolfo Utor ha explicado la causa de este empeoramiento de los resultados económicos: “Estamos en un momento expansivo, consolidando las nuevas rutas en el mar de Alborán y Canarias”, en referencia a las líneas creadas en 2018 gracias a las alianzas estratégicas con las compañías navieras Marítima Peregar y Fred Olsen Express, que “fortalecen la posición estratégica de Baleària en el mercado, con una oferta más integral y solvente”. El alto coste de la puesta en marcha de los nuevos tráficos que deben consolidarse, junto con el incremento del precio del combustible en 2018, ha detallado Utor, han provocado que la rentabilidad se haya visto reducida. 

Además, el presidente ha vaticinado que esta tónica se mantendrá en el próximo ejercicio, mientras se consolidan los nuevos tráficos y finalizan las remotorizaciones de buques previstas, que implican tenerlos inactivos.

Adolfo Utor ha presentado hoy los resultados de 2018, en los que destaca un crecimiento del 3,5% (5,8 millones de metros lineales) en transporte de mercancías. “Actualmente, la carga se concentra en las Baleares, con el 79% del total, pero se trata de un mercado muy maduro, de modo que el crecimiento procede del resto de las rutas”, ha indicado Utor, que ha mencionado también la digitalización de la operativa portuaria de carga.

En cuanto al tráfico de pasajeros, Baleària transportó 4,3 millones de pasajeros (+11%) y 1,2 millones de vehículos (+17%) en sus 23 rutas, de los cuales 1,1 millones correspondieron a sus cinco rutas internacionales. “La facturación del mercado exterior ya supone un 22% sobre el global del grupo Baleària”, ha explicado Utor. En estas líneas, el crecimiento de pasajeros fue del 26%, mientras que la facturación superó los 84 millones de euros (el 16% más). En las líneas que conectan la Península con el Norte de África (Marruecos, Argelia, Ceuta y Melilla) se concentra más de la mitad de los pasajeros del grupo, 2,2 millones. Así, el Norte de África es la zona donde más está creciendo la compañía marítima española.

CRECIMIENTO SOSTENIBLE
Utor ha remarcado “la voluntad expresa de que el crecimiento económico de Baleària sea sostenible, por tanto, compatible con la preservación del planeta, la inclusión social y la igualdad de oportunidades”. Ha puesto como ejemplo el uso del gas natural licuado (GNL): “El gas natural es una energía más limpia que en Baleària va de la mano de la digitalización. Son dos ejes estratégicos que confluyen perfectamente en nuestros smart ships”, ha comentado Utor. A finales de 2020, la naviera dispondrá de nueve buques inteligentes propulsados a gas, de los cuales tres son nuevas construcciones y seis corresponden a remotorizaciones de barcos de la flota. 

En relación con el respeto al medio ambiente, el presidente de la naviera ha indicado que “la navegación de Baleària en 2018 fue más ecoeficiente”, ya que las millas navegadas por la flota crecieron un 13%, mientras que las emisiones de CO2 sólo lo hicieron un 6,5%. En el caso de los cuatro eco fast ferries incorporados a la ruta Eivissa-Formentera en 2018, cabe destacar que la ratio de emisiones de CO2 por milla disminuyó un 36% respecto a la flota que operaba antes.