30 de octubre de 2020 | Actualizado 18:17
Mercè Conesa y Francesc Carbonell (Unión por el Mediterráneo) durante la conferencia | M.V.

El cambio climático centra el debate sobre las Autopistas del Mar en el Mediterráneo

Las regulaciones medioambientales y la conciencia ecológica sitúan a las Autopistas del Mar como un formato imprescindible para responder a estos desafíos

La presidenta del puerto de Barcelona, Mercè Conesa, ha expresado la necesidad de “poner en el mapa rutas más competitivas, responsables e innovadoras” en la conferencia sobre Autopistas del Mar y cambio climático organizada por la Escola Europea Intermodal Transport. Conesa ha destacado la importancia de reforzar las relaciones entre puertos del Mediterráneo para competir a nivel global, siendo “respetuosos con los derechos de la ciudadanía, con las regulaciones de la Organización Marítima Internacional (OMI) y con las regulaciones de la UE”.

El objetivo es desviar el transporte por carretera a nuevas vías marítimas intermodales que conecten los puertos del Mediterráneo. Para conseguirlo, la presidenta ha afirmado que “si somos capaces de establecer estas conexiones basándonos en los ejes de la innovación, la sostenibilidad y la formación de las personas, podremos afrontar el futuro con mucha fortaleza”.

“Si establecemos las conexiones basándonos en los ejes de la innovación, la sostenibilidad y la formación, afrontaremos el futuro con fortaleza”
Mercè Conesa Presidenta del puerto de Barcelona

Por su parte, el director técnico de la división medioambiental marina de la Organización Marítima Internacional (OMI), Camille Bourgeon, ha señalado que “aproximadamente 230 millones de personas están expuestas directamente a emisiones contaminantes de barcos en los 100 puertos principales del mundo”. Entre estas se encuentran las emisiones de CO2 de los barcos, que se regularon por primera vez a nivel global hace un año. “Fue el resultado de meses de negociación y un acuerdo histórico”, ha afirmado Bourgeon. Aunque los buques suponen el 2% de las emisiones de CO2, muchos aún siguen utilizando gasoil pesado, combustible considerado especialmente contaminante. Además, las rutas marítimas podrían crecer entre el 50% y el 250% para 2050 según datos de la OMI.

A parte de emisiones nocivas para la salud como el CO2, Bourgeon también ha señalado la necesidad de limitar los óxidos de sulfuro. A partir de 2020, el uso de esta sustancia por parte de los buques que operen fuera de las áreas de control de emisiones designadas será del 0,50% masa por masa, con el objetivo de reducir el riesgo de problemas respiratorios y enfermedades pulmonares de las personas. El 90% de los puertos, como es el caso del de Barcelona, están situados cerca de núcleos urbanos. Por este motivo, la habilidad de los puertos y buques para responder de manera eficiente y económica a las demandas medioambientales resulta clave en el futuro desarrollo del sector.

“Unos 230 millones de personas están expuestas directamente a emisiones contaminantes de barcos en los 100 puertos principales del mundo”
Camille Bourgeon Organización Marítima Internacional (OMI)

En este sentido, la naviera Grimaldi ha explicado durante la conferencia que, con el objetivo de limpiar las aguas, la compañía utilizará en sus trayectos buques con depuradoras incluidas, que conseguirán reducir este objetivo del 0,5% hasta el 0,1%. Hasta el mes de mayo de 2020, la naviera introducirá doce nuevos ro-ro híbridos, nueve de los cuales operarán en el Mediterráneo y cuatro directamente en el puerto de Barcelona.

Por su parte, el director general del Centro de Estudios de Transporte para la Mediterránea Occidental (Cetmo), Oscar Oliver, ha destacado la necesidad de integrar los corredores Mediterráneo y Transmagrebí, en el cual los puertos representarían “la puerta de salida y de entrada de la mercancía al Mediterráneo”. De esta manera, se conectarían diferentes países del mediterráneo a través de una red que incluiría varios medios de transporte.

Entre otras ideas e innovaciones, el director de marketing del puerto de Génova, Silvio Ferrando, ha expresado durante la jornada la posibilidad de conectar por mar a los países del mediterráneo con China, como alternativa a la ruta comercial actual establecida por vía ferroviaria. También relacionado con este sector, el presidente de la Autoridad del Sistema Portuario del Mar Tirreno, Francesco Maria di Majo, ha señalado la importancia de las Autopistas del Mar y la necesidad de aumentar los vínculos marítimos para promover vías de transportes más ecológicas.