30 de noviembre de 2020 | Actualizado 6:03

La irrupción de las plataformas digitales obliga a potenciar la figura del autónomo dependiente

Las relaciones laborales impulsadas por la llegada de nuevos modelos de negocio multiplican el riesgo de los falsos autónomos
Mesa de debate sobre las plataformas digitales en la Jornada organizada por UNO | C.G.

La creciente influencia de las plataformas digitales en el comercio electrónico está fomentando la creación de nuevos perfiles profesionales. Según el abogado director de The Adecco Group Institute, Francisco Javier Blasco, “los trabajos de autónomo dependiente y freelance son el futuro del empleo logístico”. Sin embargo, las relaciones laborales impulsadas por las nuevas plataformas siguen suscitando recelo por las lagunas en la regulación que, en algunos casos, han sido aprovechadas por esas empresas digitales para abaratar costes empleando la figura del autónomo de forma irregular.

Durante las jornadas organizadas por la patronal UNO sobre ‘Plataformas digitales y nuevas tendencias’, diversos representantes del sector logístico han demandado nuevos modelos de trabajo, estables y de calidad, que se adapten a las necesidades de flexibilidad, formación e independencia de los empleos para el ecommerce. El Trabajador Autónomo Económicamente Dependiente (Trade) es aquel que realiza su actividad económica o profesional para una empresa o cliente del que percibe, como mínimo, el 75% del total de sus ingresos. Esta figura, a medio camino entre autónomo y asalariado, es única a nivel europe. Permite a las empresas una reducción de costes y la necesaria flexibilidad en la organización del servicio que precisa este modelo, basado en el ‘auto-entrepreneur’ francés. “En Francia, encontramos un fuerte posicionamiento a favor de la protección social y, en mi opinión, flexibilidad y seguridad no son excluyentes”, ha puntualizado el director general de Adigital, José Luis Zimmerman.

“Flexibilidad y seguridad no son conceptos excluyentes”
José Luis Zimmerman Director general de Adigital

A pesar de destacar España entre los países de la Unión Europea con mayor volumen de trabajo en plataformas online, los participantes en la jornada de UNO han puesto el foco en la elevada temporalidad de los contratos y el uso del falso autónomo que predomina en el sector. Empresas como Deliveroo demandan cada día más flexibilidad de los trabajadores. Por ello, se plantea la necesidad de un modelo laboral que cumpla con las expectativas de las plataformas y, a la vez, proteja los derechos y necesidades de los profesionales. “Necesitamos regular modelos legales que impidan que la norma asfixie la competitividad de las empresas a la vez que protegen los derechos de los profesionales”, ha reclamado Francisco Javier Blasco. 

“Debemos impedir que la normativa asfixie la competitividad de las empresas”
Francisco Javier Blasco Abogado director de The Adecco Group Institute

“Estas plataformas han contribuido a abrir el debate sobre un marco laboral muy rígido, una excesiva protección y un modelo que no está adaptado a los nuevos retos”, ha opinado el director de Asuntos Laborales de CEIM-CEOE, Luis Méndez. Los ponentes han coincidido en que gran parte del problema del fraude es cultural y no normativo. Sin embargo, “todo lo que sea regulación que implique competitividad en igualdad de condiciones con normas laborales es bienvenida”, ha puntualizado el secretario general del sector estatal de Carretera y Logística del sindicato CCOO, Mario Martín.

Por otro lado, la ministra de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social en funciones, Magdalena Valerio, ha remarcado en otro foro la importancia de la formación para que las personas no se queden rezagadas por el cambio tecnológico. Además, durante su intervención en Valencia, ha hecho especial hincapié en la necesidad de que las administraciones públicas y las empresas apuesten por la formación para que los trabajadores puedan adaptarse a las nuevas necesidades y acceder a los nuevos puestos de trabajo derivados de la revolución digital.

“La figura del repartidor va más allá de las habilidades de conducción”
Manuel Bejarano Director de Relaciones Laborales de UNO

En la misma línea de pensamiento, el director de Relaciones Laborales de UNO, Manuel Bejarano, ha puesto sobre la mesa la propia apuesta de la organización de logística por la formación de los repartidores, porque “su figura ya no es la que solía ser y no sólo necesita habilidades de conducción, también necesita otro tipo de cualidades”. La Escuela de Repartidores es una iniciativa pionera en España y en Europa que ha surgido precisamente por la creciente demanda de las empresas de paquetería y logística, con el objetivo de dotar a los profesionales de la logística con las competencias necesarias.