21 de septiembre de 2019 | Actualizado 12:24
Marcos Díaz Director del Aeropuerto de Zaragoza

“La nueva terminal de carga estará operativa en el verano de 2020”

Marcos Díaz, director del Aeropuerto de Zaragoza | C.G.

Perfil

Marcos Díaz
Marcos Díaz
Ingeniero Aeronáutico por la Universidad Politécnica de Madrid, comenzó su carrera profesional en Madrid en Ineco. Se incorporó a Aena en 2003, en el área de Mantenimiento del Aeropuerto de Tenerife Sur. Posteriormente, ocupó la sección de Instalaciones Especiales en ese centro. En 2005, se desplazó al Aeropuerto de Menorca como responsable del departamento de Ingeniería y Mantenimiento. En 2013, fue nombrado director del Aeropuerto de Zaragoza.

El Aeropuerto de Zaragoza estrenará su sexta terminal de carga en el verano de 2020 para poder atender al crecimiento continuo del movimiento de mercancías. La instalación tiene como principal actividad la carga aérea aérea y es actualmente el tercer aeropuerto que mueve más volumen en España. En clara progresión ascendente desde hace una década, Aena tiene en curso varias inversiones para mejorar sus condiciones a ofrecer a las compañías y empresas. El director del aeropuerto, Marcos Díaz, señala que la posición geoestratégica de Zaragoza y el trato diferencial a los clientes para realizar cargas eficientes y ágiles es lo que atrae a los operadores logísticos: “Un cliente que viene a Zaragoza sabe el avión llega a su hora y que en un máximo de dos horas ha despegado con la bodega llena”.

¿Qué balance realiza de la evolución del aeropuerto desde que usted se hizo cargo de la instalación?

El Aeropuerto de Zaragoza ha ido creciendo de forma continua, empezando desde 2003 con la implantación de la plataforma logística y en 2006 con la inauguración de la plataforma de Inditex. Durante esta última década, ha habido un desarrollo sostenido con una media de crecimiento anual del 20-25%. Cuando me nombraron director del aeropuerto, se movían unas 85.000 toneladas aproximadamente y el año pasado cerramos casi en 170.000. Lo que significa que cada cuatro años se ha venido duplicando el volumen de mercancía movida. En pasajeros, el balance es más modesto, aunque también ha crecido durante estos dos últimos años rompiendo la tendencia negativa que se había impuesto desde el año 2012. 

¿Cuál considera que son las principales razones de que el Aeropuerto de Zaragoza consiga resultados tan positivos en carga aérea?

La razón principal es que sabemos adaptarnos a las necesidades del cliente. El proceso logístico es complicado y el aeropuerto es un eslabón más en el que tratamos de aportar valor en la medida de lo posible, sin que los costes se disparen. Partimos del hecho de que las empresas que optan por el modo aéreo es para una mercancía muy específica. En Zaragoza, tratamos de facilitar esta operativa en la medida de lo posible a las compañías y a los operadores. No descuidamos los pasajeros, pero estamos más focalizados al movimiento de mercancía. Tanto las terminales de carga como los agentes de handling y el propio aeropuerto están muy centrados en que el proceso sea lo más ágil posible y las compañías lo notan cuando vienen a Zaragoza. Este proceso ágil, unido a la maquinaria especializada que tenemos en nuestra zona de carga, permite que las compañías sean conscientes de este servicio diferenciado. En menos de tres horas, el avión está descargado y cargado de nuevo con más de 100 toneladas, cosa que en un aeropuerto grande orientado al tráfico de pasajeros es más complicado. Nuestras terminales de carga están delante de los puestos de estacionamiento, por lo que los tiempos de carga son ridículos incluso en mercancías perecederas, es imposible romper la cadena de frío. No queremos que los tiempos se alarguen, por que, al fin y al cabo, el tiempo es dinero. 

Resulta imposible romper la cadena de frío porque las terminales están delante de la zona de estacionamiento”

¿En qué punto se encuentran las inversiones de 16 millones de euros anunciadas a finales de febrero para potenciar la carga?

La ampliación de la plataforma logística está en curso con labores de exploración, en breve se empezará el hormigonado. Se van a añadir tres puestos más para el avión tipo F1800, el más grande que acogemos. La renovación de las calles de rodaje está en curso también, la obra estará finalizada antes de que acabe el año. La nueva terminal de carga empezará a construirse próximamente, tiene un año de ejecución, por lo que debería estar operativa el verano que viene. Además de estos proyectos en marcha, estamos llevando a cabo otras actuaciones menores que no están directamente relacionadas con la carga, como el proyecto de urbanización de todos los terrenos logísticos que están dentro de nuestra propiedad, cuya licitación saldrá a finales de año. Queremos organizar estos terrenos en previsión de que nuevas empresas quieran venir a implantarse, pues teniendo una nueva terminal de carga, será interesante para futuras incorporaciones tener el terreno preparado. 

¿Cómo les está afectando el pujante negocio del comercio electrónico? 

En el Aeropuerto de Zaragoza está empezando a calar desde hace unos meses, nos consta que ya existen acuerdos con determinados operadores globales de comercio electrónico. Está anunciada la construcción del centro logístico de Correos y nuestra propia plataforma está en fase de ampliación hacia la autovía, en previsión de la implantación de nuevos clientes que requieran superficies para este tipo de servicio. Es previsible que en los próximos años se detecte un incremento de volumen de este tipo de mercancía. Desde un punto de vista global, la posición geoestratégica del Aeropuerto de Zaragoza es envidiable, podemos encontrar todas las conexiones aéreas que enlazan todos los continentes. También estamos bien posicionados dentro de la Península para gestionar las operaciones ágiles que requiere el e-commerce. Pero los proyectos que tenemos en marcha van enfocados al crecimiento en general, no pensado directamente al comercio electrónico, como la ampliación de la plataforma de estacionamiento o la construcción de la sexta terminal de carga de más de 3.000 metros cuadrados.

Obras de ampliación de la plataforma logística / C.G.

¿Y de qué manera trabajan para diversificar los actores de carga aérea y disminuir la dependencia de Inditex en sus operaciones?

Efectivamente, el textil representa la mayor parte de nuestra mercancía, sin embargo, intentamos potenciar en todos los foros logísticos en los que estamos presentes que otras empresas puedan hacer uso del espacio libre de las bodegas de los aviones, tanto para exportar como para importar. A menudo salen y entran llenos, pero otras veces detectamos que queda espacio libre y los operadores están deseosos de comercializarlo. Por ello, compartimos este tipo de información entre transitarios y posibles operadores para facilitar en la medida de lo posible que se llenen las bodegas al máximo. Trimestralmente celebramos comités de carga en el que están presentes agentes involucrados en el proceso, como autoridades sanitarias, aduanas, etc, para tratar estos temas. Periódicamente se envía tanto a transitarios como a las principales empresas de la región la programación de vuelos y los espacios disponibles para que se aproveche el espacio al máximo. La infraestructura la tenemos, los aviones y el espacio libre también. Pretendemos sacarle partido.  

Pretendemos potenciar el uso del espacio libre en los aviones de Inditex para sacarle el máximo partido”

¿Qué segmentos dentro de la carga aérea son prioritarios para el futuro del aeropuerto?

Hoy por hoy, nuestro punto fuerte es el textil y todo lo que lleva asociado. No obstante, Aragón tiene potencial en otros sectores que no se están aprovechando. Uno es la mercancía perecedera, sobre todo la producción de frutas y verduras. En mi opinión, es necesario realizar estudios de mercado en profundidad para ver qué se puede sacar por avión de todo lo que produce Aragón y hacia dónde. El sector farmacéutico sería otro segmento que también podría potenciarse en la región, pues no se está realizando la carga desde este aeropuerto. 

¿Cómo está afrontando la digitalización y la automatización de las operaciones logísticas?

No podemos desarrollar este tipo de iniciativas individualmente, deben primero implementarse a nivel de red, ya que Aena trabaja de forma conjunta. Ya se están iniciando procesos de digitalización para crear comunidades centralizadas de carga (Cargo Community System). Sin embargo, en Aena estamos aún por detrás de los grandes aeropuertos cargueros de Europa. Nos queda mucho trabajo por hacer, pero estamos poniendo las bases para iniciar este proceso y la evolución debería ser positiva en los próximos años. 

¿Cómo valora la competitividad del Aeropuerto de Zaragoza frente a otros españoles o internacionales?

Estamos muy bien situados tanto dentro de la red española como a nivel europeo, sobre todo en el Sur de Europa. A nivel de red, presumimos de estar focalizados en carga, tenemos unas infraestructuras orientadas a que el movimiento de la carga sea lo más ágil posible, no tenemos los obstáculos que pueden tener aeropuertos mucho más grandes orientados al tráfico de pasajeros. En lo que al movimiento de mercancías respecta, las compañías cargueras reciben un trato preferencial y supongo que eso lo valoran. Un cliente que viene a Zaragoza sabe el avión llega a su hora y que en un máximo de dos horas ha despegado con la bodega llena. 

Presumimos de estar focalizados en la carga, no tenemos los obstáculos de aeropuertos mucho más grandes”

¿Qué busca un operador logístico para trabajar en un aeropuerto determinado?

Los operadores demandan que se les aporte valor con todo lo que implica, y que, en la medida de lo posible, sin costes excesivos. Buscan fiabilidad, rapidez, seguridad, trato diferencial, en definitiva: eficiencia. El proceso debe ser ágil y seguro sin que los costes se disparen. Somos un aeropuerto regional y, por ello, tenemos unas tasas más reducidas que otros enclaves más grandes, lo cual ya es una ventaja. Disponemos de dos agentes de rampa que mueven la carga, varios operadores en las terminales de carga que da la opción al cliente de elegir con quién desean operar,… Además, se ha licitado una nueva licencia de almacenamiento de combustible, con lo que se han reducido las tasas de almacenamiento. Poco a poco estamos dando pasos para reducir estos costes asociados a la operativa en el aeropuerto.