31 de octubre de 2020 | Actualizado 9:54

El Tribunal de la UE decidirá si multa a España por incumplir la normativa en la calidad del aire

Las áreas urbanas de Madrid, Barcelona y Vallès-Baix Llobregat han vulnerado los límites establecidos de NO2 por la normativa europea, según Bruselas
La sede del Ejecutivo comunitario | Comisión Europea

La Comisión Europea ha denunciado a España ante el Tribunal de Justicia de la Unión Europea por incumplir la normativa de calidad del aire en Madrid, Barcelona y las comarcas catalanas del área metropolitana Vallès-Baix Llobregat. La justicia europea será la que decida más adelante si es necesario imponer una sanción económica. En todo caso, la denuncia contra España por la contaminación del aire no desembocará de forma inmediata en una multa.

En primer lugar, deberá existir una sentencia del tribunal que ratifique el incumplimiento de España. Después, si persisten esos incumplimientos, Bruselas volvería a llevar al país ante el tribunal y esa vez sí pediría una sanción. A la hora de imponer una multa a los países miembro, es el Ejecutivo comunitario el que cifra la sanción económica al Tribunal de la UE, la cual se calcula según la importancia de la norma infringida, el periodo durante el cual no se ha aplicado la norma en cuestión, así como la capacidad del Estado para abonar la sanción.

Según Greenpeace, la multa podría ascender hasta los 500 millones. Por otro lado, Ecologistas en Acción sostiene que la sanción podría alcanzar hasta los 2.000 millones de euros por ser reiterativo su incumplimiento desde 2010. La experta en movilidad sostenible, May López, ha apuntado que “la cifra final dependerá de los informes y de la valoración del ministerio competente”.

“La cifra final dependerá de los informes y de la valoración del ministerio competente”
May López Experta en movilidad

El expediente contra España se remonta a 2015 y se centra en los incumplimientos reiterados en Madrid y el área metropolitana de Barcelona con los límites legales del dióxido de nitrógeno (NO2). El departamento europeo de Medio Ambiente había decidido paralizar dicho expediente en mayo de 2018. Sin embargo, los datos más recientes sobre la calidad del aire han confirmado el incumplimiento de las normas de la Unión Europea respecto a los valores de dióxido de nitrógeno, jurídicamente vinculantes desde 2010. Según los datos de la Agencia Europea de Medio Ambiente, son atribuibles al NO2 casi 9.000 muertes prematuras anuales en España.

Bruselas ya había advertido previamente sobre la necesidad de “movilizarse y contribuir” con medidas suplementarias para mejorar los planes de calidad del aire en las principales ciudades españolas en plena polémica por Madrid Central. La carta del comisario de Medio Ambiente, Asuntos Marítimos y Pesca, Karmenu Vella, había señalado que los niveles de dióxido de nitrógeno (NO2), concentrados fundamentalmente en la ciudad de Madrid y el área metropolitana de Barcelona, continuaban vulnerando los límites establecidos por la normativa europea.

REACCIONES DE LAS ADMINISTRACIONES ANTE LA DENUNCIA
El ministerio para la Transición Ecológica ha urgido a todas las administraciones con competencias en la calidad del aire a trabajar de forma coordinada para asegurar una óptima calidad del aire, que cumpla la normativa vigente. Aunque para ello, “es necesario actuar con celeridad, ampliando las medidas que están en marcha e incorporando nuevas soluciones que garanticen la salud pública” , ha asegurado en un comunicado.

La portavoz del Ayuntamiento de Madrid, Inmaculada Sanz, ha manifestado que la decisión de la Comisión Europea de denunciar a Madrid y Barcelona por no haber tomado medidas eficaces para cumplir los estándares de calidad del aire, constataba el “fracaso” de las políticas anticontaminación del equipo de Manuela Carmena. La portavoz municipal ha apuntado, además, que el equipo del nuevo alcalde, José Luis Martínez-Almeida, se ha encontrado con un “problema heredado”. “Los datos de las estaciones son objetivos”, ha afirmado, puesto que se ha producido “un empeoramiento significativo en 17 de las 24 estaciones”.

“El equipo de José Luis Martínez-Almeida se ha encontrado con un problema heredado”
Inmaculada Sanz Portavoz del Ayuntamiento de Madrid

Por su parte, la teniente de alcalde de Ecología, Urbanismo, Infraestructura y Movilidad del Ayuntamiento de Barcelona, Janet Sanz, ha achacado esta denuncia al intento de retirada de Madrid Central. La teniente de alcalde de Ecología ha insistido en que Barcelona tiene “un compromiso absoluto” con la reducción de la polución y ha subrayado que, a partir de enero 2020, se pondría en la ciudad una zona de bajas emisiones que “será como veinte Madrid Central”.