2 de diciembre de 2020 | Actualizado 18:55

La CNMC investiga a 13 constructoras por repartirse contratos de carreteras

Ha incoado expediente sancionador contra las empresas españolas ACS, OHL, Ferrovial, Copcisa, Acciona y Elecnor, entre otras compañías del sector
Copcisa

La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) ha iniciado un expediente sancionador contra 13 empresas por posibles prácticas restrictivas de la competencia en la prestación de los servicios de conservación y explotación de la red de carreteras del Estado. Tales prácticas consistirían, según el organismo regulador, en el reparto de las licitaciones convocadas por el ministerio de Fomento para la contratación de dichos servicios.

Después de disponer de información sobre posibles prácticas anticompetitivas, la CNMC inspeccionó las sedes de Elsamex, Ferrovial Servicios y su filial Ferroser Infraestructuras, Aceinsa Movilidad y Audeca entre el 17 y el 20 de diciembre del año pasado. Sobre la base de la información recabada, el organismo ha incoado expediente sancionador contra las siguientes empresas: Acciona Mantenimiento de Infraestructuras y su matriz Acciona, Aceinsa Movilidad, Alvac, Api Movilidad y su matriz ACS, Asfaltos y Construcciones Elsan y su matriz OHL, Audeca y su matriz Elecnor, Elsamex, Ferroser Infraestructuras y su matriz Ferrovial, Innovia Coptalia y su matriz Copcisa, Mantenimiento de Infraestructuras y su matriz FCC, SA de Obras y Servicios Copasa, Señalizaciones Villar, Sacyr Conservación y su matriz Sacyr.

Se inicia un periodo máximo de 18 meses para la instrucción del expediente sancionador y su resolución

A partir de ahora, se inicia un periodo máximo de 18 meses para la instrucción del expediente y para su resolución por parte de la CNMC. La investigación de los cárteles constituye una de las prioridades de actuación de la CNMC, como ha recordado la entidad en su comunicado, “dada la especial gravedad de sus consecuencias sobre los consumidores y sobre el correcto funcionamiento de los mercados”. Para ello ha subrayado, entre otros instrumentos, el programa de clemencia, que permite a las empresas que forman parte de un cártel beneficiarse de la exención del pago de la multa, siempre y cuando aporten elementos de prueba que posibiliten a la CNMC su detección. Además, a las empresas que se acojan a dicho programa no les sería de aplicación la prohibición de contratar con las Administraciones Públicas, si resultaran finalmente sancionadas.