21 de abril de 2021 | Actualizado 18:02

Madrid se compromete a parar la plataforma en Villaverde hasta el nuevo estudio de sus accesos

La plataforma está siendo erigida por la constructora Pavasal, en un espacio de 90.000 metros cuadrados entre los distritos de Usera y Villaverde
Ayuntamiento de Madrid

El delegado del Área de Gobierno de Desarrollo Urbano en el Ayuntamiento de Madrid, Mariano Fuentes, se ha comprometido a que la plataforma logística PAL-M40 no empezará a operar hasta que haya un nuevo estudio de movilidad para sus accesos tras la polémica con los vecinos de los últimos meses. El delegado se ha reunido esta mañana con la empresa encargada de su construcción, Pavasal, para trabajar en la hoja de ruta a seguir de cara a los próximos años. La plataforma se está erigiendo en un espacio de 90.000 metros cuadrados entre los distritos de Usera y Villaverde (Madrid), en un proyecto que se ejecutará en dos fases, contará con 336 líneas de fachada a la carretera M-40 y prevé la instalación de empresas localizadas en el comercio electrónico.

“A día de hoy, el ayuntamiento ha concedido la licencia de obras, pero en ningún caso va a permitir la implantación de la actividad hasta que los accesos se encuentren realmente ejecutados conforme a un nuevo estudio de movilidad”, ha asegurado Fuentes. En este sentido, la junta municipal del distrito de Villaverde será la encargada de analizar y asegurar el buen funcionamiento de la futura infraestructura logística, así como de su relación con las familias que se instalarán en los próximos años, un total de 1.720, según el delegado.

“No permitiremos la implantación de la actividad hasta que los accesos estén ejecutados conforme a un nuevo estudio de movilidad”
Mariano Fuentes Delegado de Desarrollo Urbano en el Ayuntamiento de Madrid

Mariano Fuentes ha señalado que este problema “requiere todo el rigor que tiene que prestar este ayuntamiento” y ha añadido que los informes redactados con anterioridad no analizaban la situación futura. “Se centraban únicamente en la realidad de la calle Eduardo Barreiros y no recogían la complejidad que este nuevo entorno tendrá en los próximos años”.

Por otra parte, Fuentes ha anunciado que el gobierno municipal incluirá en los próximos presupuestos una partida en el área de Obras y Equipamientos para desdoblar la calle Eduardo Barreiros y que se estudiará la conexión con la M-40, analizando las variables posibles para que la implementación de la plataforma logística no afecte al barrio, a los distritos de Villaverde y Usera y a la propia ciudad de Madrid.