30 de octubre de 2020 | Actualizado 18:17

Fomento apuesta por el tren como alternativa a la carretera entre Bilbao y Santander

El ministerio licita la redacción del estudio informativo de la nueva línea ferroviaria entre Bilbao y Santander por 1,7 millones de euros
La nueva línea se diseñará para viajeros y mercancías | Adif

El ministerio de Fomento ha licitado el estudio informativo del tramo Bilbao-Santander del Corredor Cantábrico Mediterráneo. Según han señalado desde el ministerio, se pretende que el ferrocarril pueda ofrecer un servicio claramente competitivo con la carretera en este tramo. El objetivo fundamental es reducir el tiempo de viaje del trayecto y mejorar la competitividad del ferrocarril como modo de transporte para esta conexión.

El estudio informativo analizará las distintas alternativas de trazado de una nueva línea ferroviaria entre ambas ciudades. La misma, según fuentes de Fomento, se diseñará para tráfico mixto de viajeros y mercancías. Asimismo, se estudiará la viabilidad de establecer paradas comerciales en las localidades cántabras de Castro Urdiales y Laredo, si bien la velocidad de diseño se establecerá en función del tiempo objetivo para este servicio, han indicado desde Fomento.

Esta actuación tiene un presupuesto de licitación de algo más de 1,7 millones de euros y un plazo de ejecución total de 24 meses, que podrá prorrogarse en función de las necesidades. Constará de tres fases, según afirman desde Fomento: la primera consistirá en la realización de un estudio inicial de alternativas y su examen técnico, de viabilidad y ambiental.

La segunda de las fases incluirá la elaboración del estudio informativo y del estudio de impacto ambiental, ya que, tal y como señalan desde el ministerio, esta actuación se encuentra sometida a evaluación de impacto ambiental ordinaria. En esta fase se definirán las alternativas seleccionadas con el detalle suficiente para servir de base al proceso de información pública. Finalmente, la tercera fase comprenderá el apoyo en la realización de los trámites de esta información pública, la redacción del expediente y la tramitación hasta finalizar la evaluación de impacto ambiental y aprobar definitivamente el estudio informativo.