30 de octubre de 2020 | Actualizado 10:54
Josep Maria Cruset en el acto de firma del convenio | Puerto de Tarragona

El puerto de Tarragona refuerza su colaboración con Bombers de la Generalitat

Ambas entidades han firmado un nuevo convenio para la prestación de servicios de prevención, extinción de incendios y salvamento en el puerto

El consejero de Interior de la Generalitat de Catalunya, Miquel Buch; y el presidente de la Autoridad Portuaria de Tarragona, Josep M. Cruset, han firmado esta mañana un convenio de colaboración para la prestación de los servicios de prevención, extinción de incendios y salvamento en el puerto. De esta forma, el convenio dará continuidad a una etapa de colaboración con los Bombers de la Generalitat de Catalunya.

“El objetivo es potenciar la coordinación en la gestión de las emergencias que se puedan producir, mejorar la eficacia de la prevención y dar una respuesta altamente coordinada y eficiente en situaciones de crisis”, ha explicado el puerto. Por una parte, los bomberos proveerán su capacidad operativa, de gestión y organización para afrontar emergencias y, por otra, el puerto aportará apoyo técnico, material y formación. Concretamente, se aportará una partida de formación de 50.000 euros anuales financiados por la Autoridad Portuaria de Tarragona.

Se invertirán 150.000 euros al año para la adquisición de equipamiento especializado de intervención que se adecúe a los riesgos específicos propios del puerto

De hecho, este convenio dará continuidad a la relación que ambos han mantenido en los últimos meses mediante la organización de diversos simulacros y prácticas, así como sesiones de formación a los bomberos para que conozcan mejor el ámbito portuario. “Con esta colaboración se protocoliza la intervención de Bombers de la Generalitat con salida inmediata desde los parques más cercanos en caso de cualquier tipo de salvamiento y rescate de personas, en zona de tierra o en barco, y en accidentes de tránsito con personas atrapadas”, ha explicado la autoridad portuaria.

Por otra parte, se invertirán 150.000 euros al año para la adquisición de equipamiento especializado de intervención que se adecúe a la tipología de riesgos específicos propios de la zona de servicio marítimo-terrestre del puerto. El convenio tiene una vigencia de cuatro años y se podrá prorrogar hasta cuatro años más. Además, para garantizar, evaluar y promover mejoras, se creará también una comisión técnica de seguimiento.