23 de octubre de 2020 | Actualizado 20:09

Los tráficos internacionales sostienen los resultados de Renfe Mercancías en el primer semestre

El incremento de los tráficos internacionales a partir del mes de abril ha permitido al operador ferroviario crecer ligeramente en este semestre
Los tráficos de Renfe Mercancías crecieron el 0,7% | Renfe Mercancías

Renfe Mercancías ha transportado algo más de 9 millones de toneladas en el primer semestre del año, lo que supone un ligero incremento del 0,7% con respecto al mismo periodo de 2018. La evolución de los tráficos internacionales de la compañía ha compensado la caída en los movimientos domésticos. Según los datos publicados por el ministerio de Fomento, el tráfico interno ha caído el 3,8% hasta junio, con algo más de 7,2 millones de toneladas, mientras que el internacional se ha incrementado el 25,6%, superando los 1,7 millones de toneladas.

La caída del tráfico interno se fundamenta en el descenso registrado en el segmento del vagón completo, que en el acumulado del año desciende el 10,6%. En lo que se refiere a los datos internacionales de este tipo de tráfico, el incremento es del 10,3%, que no compensa la caída de los tráficos nacionales, ya que se registran en el primer semestre algo más de 5,2 millones de toneladas, más de medio millón por debajo de la cifra alcanzada en el primer semestre de 2018.

Esto contrasta con el buen comportamiento del segmento intermodal, tanto en los servicios nacionales como en los internacionales. En los primeros, se registró un incremento de cerca del 14% en este primer semestre, mientras que en los segundos el crecimiento fue del 33,4%. El resultado total de los seis primeros meses del año en cuanto a los tráficos intermodales de Renfe Mercancías se situó por encima de los 3,2 millones de toneladas, lo que implica un aumento del 20,5% con respecto al año pasado.

Los tráficos internacionales de Renfe Mercancías crecieron el 25,6% en el primer semestre del año

Por lo que respecta al comportamiento de los tráficos durante el primer semestre del año analizado por meses, el descenso de los tráficos totales de Renfe Mercancías se inició en el mes de marzo, con una caída de casi 100.000 toneladas con respecto al mismo mes del año anterior. Esta tendencia se suavizó en abril con un descenso muy ligero, y cambió en mayo, mes en el que los tráficos volvieron a crecer. Junio ha vuelto a ser un mes negativo en el volumen del operador ferroviario, ya que, según los datos de Fomento, descendieron el 7,7% con respecto al mismo mes del año anterior.

Sin embargo, los tráficos domésticos han caído en todos los meses salvo en enero y febrero, que mantuvieron cifras por encima del ejercicio anterior. En el caso de los internacionales, todos los meses han registrado cifras superiores a las alcanzadas el año pasado. En este sentido, es destacable el notable incremento registrado a partir del mes de abril, con cifras muy superiores a las de 2018.