30 de septiembre de 2020 | Actualizado 18:11

Los fabricantes de vehículos desdeñan el análisis del estudio contrario al GNL

ACEA considera que las interpretaciones son altamente cuestionables y no deberían influir en las legislaciones gubernamentales europeas
Scania

La asociación europea de fabricantes de automóviles (ACEA) ha asegurado que, desde su punto de vista, el análisis realizado por la organización medioambiental Transport & Environment (T&E) “no es científicamente fiable”. Los fabricantes de vehículos han opinado que el estudio no ofrece datos suficientes que justifiquen sus pretensiones sobre el desempeño de los camiones a gas.

El estudio, que ha sido realizado por la organización holandesa de investigación independiente TNO, concluye que los camiones propulsados con Gas Natural Licuado (GNL) son hasta cinco veces más contaminantes que los diésel. En respuesta al informe, ACEA ha apuntado que las conclusiones de T&E al respecto “parecen estar en conflicto con el propio estudio”. En el caso concreto de la emisión de partículas, la organización TNO ha manifestado expresamente en su estudio que “no es posible sacar conclusiones sobre las diferencias observadas entre vehículos o combustibles, ya que los automóviles diésel fueron probados en laboratorio, mientras que las partículas de los camiones a GNL fueron medidas en carretera”, han recordado los fabricantes del sector del automóvil. La asociación ha incidido además en que no se realizaron las mismas pruebas en los vehículos, así como “el número de pruebas realizadas ha sido demasiado bajo como para sacar conclusiones generalizadas”. 

ACEA sostiene que las conclusiones de T&E “parecen estar en conflicto con el propio estudio”

En definitiva, ACEA ha defendido que las interpretaciones del lobby medioambiental son “altamente cuestionables” y, por tanto, “no deberían servir como base para ninguna política gubernamental”. Asimismo, la asociación española para el fomento del gas natural como combustible en el transporte (Gasnam) mostró su desacuerdo con el estudio holandés, apuntando que “más de 30 estudios científicos avalaban que el gas natural garantiza la calidad del aire reduciendo las emisiones de NOx del 90%, y las partículas del 75%”.