30 de noviembre de 2020 | Actualizado 6:03

Baleares licita la primera conexión eléctrica de media tensión para ferries en España

La autoridad portuaria está trabajando en la instalación de más conexiones eléctricas a tierra para buques mixtos de pasajeros y mercancías
Ferry atracado en el puerto de Palma de Mallorca | Autoridad Portuaria de Baleares

El puerto de Palma de Mallorca, gestionado por la Autoridad Portuaria de Baleares, será el primero de España en contar con una conexión eléctrica de media tensión para ferries. La autoridad portuaria acaba de licitar el proyecto por un presupuesto de más de 2,1 millones de euros, impuestos incluidos, “con el objetivo de reducir la emisión de gases y ruidos generados por los buques mientras están atracados” . El 20% del coste está financiados por los fondos comunitarios CEF (Conectar Europa o Connecting Europe Facility)

La infraestructura, que cuenta con un plazo de ejecución máximo de once meses, prevé “la alimentación eléctrica en media y baja tensión que permita el suministro de electricidad desde el puerto a los buques que atraquen en el muelle de Paraires de Palma”, han señalado desde la Autoridad Portuaria de Baleares. La instalación estará preparada para conectar a la red eléctrica, aunque no de forma simultánea, un ferry de potencia máxima demandada de 1.600 kW (media tensión) y otro buque fast ferry de 800 kW (baja tensión). Para la conexión eléctrica a tierra, “el proyecto contempla, entre otras obras, la instalación de 275 metros de líneas subterráneas de media tensión, un centro de transformación, un convertidor de frecuencia y una subestación eléctrica en zona de servicio del puerto de Palma”, ha manifestado la autoridad portuaria.

Los buques que operen en el muelle de Paraires deberán estar adaptados para conectarse a la red eléctrica

En diciembre de 2018, Trasmediterránea y Baleària, las navieras que operan habitualmente en el muelle de Paraires, fueron informados de la puesta en marcha de este nuevo sistema de conexión a la red eléctrica. Así pues, los ferries que operen en él, una vez entre en servicio el sistema de conexión eléctrica a tierra, deberán estar adaptados a dicha tecnología, “evitando así el empleo de combustibles fósiles durante su estancia en el muelle comercial más cercano a la ciudad”, han recordado desde la institución portuaria balear. Para potenciar el uso de energías alternativas, la autoridad portuaria bonifica con el 50% de la tasa de buque (T1) por el uso de barcos a Gas Natural Licuado (GNL) o que se conecten a la red eléctrica de tierra.

Baleares está trabajando para instalar más puntos de conexión eléctrica a tierra en aquellas nuevas infraestructuras donde se contemple el atraque de barcos mixtos de mercancía y pasajeros. Además, los muelles construidos en los últimos años en los puertos de interés general de las islas, es decir, la ampliación de los muelles de Poniente del puerto de Palma y los muelles del Botafoc del puerto de Eivissa, cuentan ya con preinstalaciones para futuros cableados. De hecho, la Autoridad Portuaria de Baleares participa desde 2016 en consorcio con otros puertos españoles de interés general en el proyecto OPS Master Plan. Esta iniciativa, subvencionada por la Unión Europea, tiene por objeto diseñar un plan director que permita el desarrollo de las conexiones eléctricas en el sistema portuario.