23 de octubre de 2020 | Actualizado 20:09

Las cuatro empresas que optan a las parcelas de la ZAL de Valencia invertirán 73,4 millones de euros

VPI Logística dispone de tres meses para estudiar las ofertas y posteriormente se elevará una propuesta al consejo de administración del puerto de Valencia
La apertura de la documentación se ha celebrado en la sede del puerto de Valencia | Juan Carlos Palau

Las cuatro ofertas que optan a las parcelas de la Zona de Actividades Logísticas del puerto de Valencia (ZAL) supondrán una inversión conjunta de 73,4 millones de euros. La apertura de la documentación técnica y económica que ha tenido lugar esta mañana ha revelado que se prevé la creación de más de 1.500 empleos entre directos e indirectos en estas cuatro parcelas a las que ofertan el Grupo Raminatrans, MSC España, Medlog Iberia (MSC) y QA & Pimba Holdings (Grupo IFS).

La mayor inversión según los datos conocidos hoy, será la de Medlog Iberia, que superará los 35,7 millones de euros. Esta parcela acogerá, tal y como desveló el director de MSC Valencia, Ignacio Ballester, la construcción de un almacén para productos congelados y refrigerados de 25.000 metros cuadrados de superficie, el primero de estas características de la compañía en España. Asimismo, la compañía contará con una central propia de energía fotovoltaica, y la totalidad de la maquinaria de almacén será eléctrica. Medlog Iberia opta a la parcela B-2 de la ZAL, que cuenta con una superficie de 39.601 metros cuadrados.

La oferta de MSC España, por su parte, roza los 20 millones de euros de inversión en la parcela A-2, que cuenta con una superficie de 34.070 metros cuadrados. En la misma se contempla la construcción de una nave de 20.000 metros cuadrados e instalará más de 5.000 unidades generadoras de energía solar, que permitirá un ahorro de 785 toneladas de CO2 al año.

Las cuatro empresas prevén crear más de 1.500 empleos entre directos e indirectos

Por su parte, el Grupo Raminatrans tiene previsto levantar un almacén logístico donde gestionar temporalmente depósitos aduaneros, preparación de pedidos, embalajes y etiquetado de mercancías. La nave tendrá una superficie de casi 15.500 metros cuadrados en la parcela F-2 de la ZAL, que tiene una extensión de 24.863 metros cuadrados. La inversión prevista por el grupo empresarial es de 9,21 millones de euros.

Finalmente, QA & Pimba Holdings prevé una inversión de 8,6 millones de euros en la parcela G-2 de 33.504 metros cuadrados. La compañía perteneciente al Grupo IFS pretende construir una nave de 21.512 metros cuadrados en esta parcela y también realizará inversiones en energía solar, térmica y fotovoltaica, además de compromisos de reducción deemisiones de CO2.

Fuentes cercanas al proceso han explicado que ahora se abre un plazo de tres meses para el estudio técnico de las diferentes ofertas y para, en caso de que fuera necesario, recabar más información sobre las mismas. Posteriormente en caso de estar todo correcto, se elevaría una propuesta de adjudicación al consejo de administración de la Autoridad Portuaria de Valencia, que es quien debería aprobar la adjudicación definitiva. Asimismo, VPI Logística ha manifestado que continúa el interés por las restantes parcelas de la ZAL del puerto de Valencia, sobre todo por la zona de servicios.