27 de octubre de 2020 | Actualizado 13:34

El puerto de Barcelona da luz verde a un nuevo depot de contenedores

Se trata de un espacio de 21.364 metros cuadrados situados en el muelle Prat que se utilizarán para el almacenamiento de contenedores marítimos
Autoridad Portuaria de Barcelona

El consejo de administración de la Autoridad Portuaria de Barcelona ha aprobado otorgar una concesión destinada en la actividad de depósito de contenedores marítimos a Delta Depot Barcelona. La parcela, que ha sido concesionada para 15 años, suma una superficie de 21.364 metros cuadrados y está situada en el muelle Prat. Según la autoridad portuaria, la entrega de los terrenos se formalizará en los próximos meses. Delta Depot Barcelona prevé realizar una inversión de más de 1,3 millones de euros para poner en marcha este depósito de contenedores, destinado al almacenamiento y reparación.

Por otra parte, la autoridad portuaria también ha adjudicado el suministro de energía eléctrica para el puerto y sus empresas participadas correspondiente en 2020 y 2021 a las compañías Aura Energía y Gas Natural Comercializadora (Naturgy) por un montante cercano a los cuatro millones de euros. Toda la energía suministrada debe ser con garantía de origen verde. El grupo de compra, con 142 puntos de suministro y un consumo global superior a los 15 GWh anuales, está formado por el puerto de Barcelona y sus participadas World Trade Center, Cilsa y Port 2000. La licitación también prevé obtener una oferta de precios a la que se puedan acoger las empresas privadas con concesión de dominio público o con autorización de uso de instalaciones ubicadas a la zona del servicio del puerto de Barcelona, a pesar de que en este caso no existe compromiso de contratación.

El puerto de Barcelona también ha adjudicado el suministro eléctrico para los ejercicios 2020 y 2021

Otro de los asuntos tratados en el consejo de administración del puerto de Barcelona ha sido autorizar la concesión de una parcela ubicada a la ZAL Prat en la cual Cilsa, la sociedad gestora de la infraestructura logística, construirá una nueva nave destinada a ser utilizada como centro logístico para Lidl. Se trata de la parcela denominada Zona de Actividades Mixtas (ZAM) con una superficie de 87.699 metros cuadrados. La construcción de la nave logística supondrá una inversión, por parte de Cilsa, de más de 18 millones de euros. La concesión del espacio ha sido otorgada hasta el 31 de diciembre de 2041, prorrogable por un periodo de tres años y seis meses más.